fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

De los datos: los docentes y la tecnología

Catalina Valenzuela

Para corrobar las discusiones serias y casuales que tengo en las redes sociales con mis colegas de aquí, de allá y algunos que parecen del más allá por lo lejos que están, me puse a buscar datos sobre las percepciones de los docentes sobre el uso de la tecnología.

A mí se me sale mi gusto por los números en estas discusiones. Quisiera poder datear todo lo que digo y pienso. Siempre he admirado a esas personas que tienen un número o un dato para corroborar lo que dicen, o una citación de alguien famoso. Las admiro casi tanto como a las que se saben el nombre de los actores y actrices con sus películas buenas y malas y directores.  Puede ser que la admiración se deba a que nunca voy a llegar a ese nivel de conocimiento o la envidia que me da que uno pueda ver tanto cine. 

Pasando al tema de marras me encontré dos investigaciones recientes sobre la tecnología y cómo afecta el desempeño de los estudiantes y los docentes. Una investigación fue auspiciada por la Fundación Gates y la otra hace parte de la tesis doctoral de una estudiante de leyes.

Aclaro, por supuesto, que deben existir cientos de cifras, infografías y demás contradiciendo o reforzando estos argumentos. Por hoy los dejo con estos datos.

Los docentes, el uso de material no tradicional y el compromiso:

Me encontré unos datos bien interesantes de una encuesta realizada por la fundación Bill and Melinda Gates y otras organizaciones. La encuesta se hizo sólo para docentes de colegios y escuelas americanas. Pero en un ejercicio burdo de triangulación entre mi investigación doctoral, lo que leo en los foros de las redes sociales y estos datos puedo concluir varias cosas. Antes debo decir que este método NO es científico, pero es que la educación está lejos de ser una ciencia (y tampoco es un arte, es como la vida un poco de ambos).

Entonces, las conclusiones:

  1. Los docentes creen que la tecnología les ayuda a los estudiantes. Pruebas: i) la cantidad absurda de recursos para maestros que hay en la red (casi todo en inglés desafortunadamente) y ii) algo de datos “duros” : el 93% de los docentes entrevistados por la fundación Gates cree que las herramientas basadas en la web y los recursos tecnológicos ayudan a sus estudiantes.
  2. Los docentes creen que la tecnología incrementa el compromiso de los estudiantes: Pruebas: i) el poco uso de herramientas tecnológicas en la clases universitarias (el debate del profesor Jiménez y la tecnología como amenaza), ii) el compromiso del profesor Giraldo y otros decididos a ser partícipes de la revolución (la tecnología como oportunidad), iii) Datos duros: el 95% de los docentes encuestados creen que la tecnología mejora el “engagement”, el compromiso y la participación.
  3. Los docentes creen que los medios diferentes a los libros de texto ayudan a mejorar el logro y el “engagement ” de los estudiantes: i) nuevamente la cantidad de oferta de materiales que no son textos es cada día más grande y más accesible, el mercado americano de educación vale $7.2 billion de los cuales un poco menos de un cuarto está dedicado a los libros de texto, ii) los datos dicen que el 91% de los docentes creen que los materiales distintos a los libros de texto mejoran el logro de los estudiantes y su “engagement” – esto comparado con el 69% de los maestros que creen que los libros de texto mejoran el logro y el 46% que consideran que se mejora el “engagement”.
 
Datos de una investigación de doctorado: el uso de los laptops en clase, en la maestría de derecho:
La investigadora concluye que los laptops se usan en otras actividades, distintas a las dispuestas por el (o la) profesor(a), si entre otros:
  1. el docente se involucra en discusiones uno a uno.
  2. el docente habla mucho, largo y con la misma entonación
  3. han pasado más de 40 minutos sin ninguna interacción
La investigadora también se dio cuenta que los estudiantes volvían a la actividad pedagógica pertinente si:
  1. el docente movía el foco de atención: “Ahora miremos el libro, la pizarra o la pantalla de los laptops”.
  2. el docente cambia la entonación de la voz.
  3. el docente involucra a los estudiantes: Un simple:  “¿y ustedes que piensan?”, puede ser suficiente para sacar a un estudiante de su actividad NO pedagógica
Las implicaciones:
  1. La tecnología llegó para quedarse: los docentes están convencidos de sus bondades.
  2. La tecnología está cambiando el mercado del material educativo. Ya lo habíamos dicho acá cuando Apple lanzó sus aplicaciones para crear libros, que es como la gran novedad de lo corrido del 2012.  Pero la tecnología permite además: i) que los libros de texto sean más baratos y más ecológicos, ii) que los libros se vuelvan seres vivos: la foto del corazón es un video de un corazón funcionando, el diccionario está incorporado y la libreta de apuntes también. 
  3. El mercado de aplicaciones para educación va a crecer exponencialmente porque la mayoría del material interesante está en inglés, luego se necesita material en otros idiomas incluyendo español.
  4. Los dispositivos móviles: laptops, tablets e incluso los teléfonos inteligentes llegaron a los ambientes educativos para quedarse. El Banco Interamericano de Desarrollo estima que por lo menos 30 millones de estudiantes tendrán un dispositivo móvil antes del final del 2020.
  5. Los docentes van a necesitar más y mejor entrenamiento: para apropiarse de la tecnología y por ende para ser verdaderos docentes del siglo XXI. De eso hemos escrito insistentemente

Foto cortesía del Bill and Melinda Gates Foundation