Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

¿Cuando actualizar su tecnología?

AWaldraff

 

Hace unos días, en la columna de tecnología del New York Times, leí un artículo que hablaba de cada cuanto debería una persona actualizar sus dispositivos. La conclusión a la que llegaba el artículo es que solo era necesario actualizarla, cuando está dañada, obsoleta o perdida.

Hice una corta introspectiva acerca de mi propio comportamiento en este sentido. En general, quienes me conocen, me consideran un early adopter, es decir una persona que quiere jugar con la última versión de cada dispositivo y paga un costo algo superior por hacerlo. Sin embargo luego de hacer la introspectiva creo que la realidad es un poco diferente.

Celular

No es un secreto que estoy casado con el ecosistema Apple. Pero sorpresivamente solo he tenido dos iPhones en mi vida, ambos muy bien conservados. El primero fue un iPhone 3G que hice durar 3 años, hasta que esencialmente ya no había manera de usarlo de manera práctica. En ese momento lo cambié por un iPhone 4S que tengo actualmente, que funciona perfectamente y que no tengo intenciones de cambiar mientras funcione correctamente. Esto quiere decir que muy seguramente me saltaré el iPhone 5, a menos que tenga un problema como un robo o una pérdida. En general mi recomendación es nunca comprar la primera versión de un dispositivo y comparar saltándose una versión intermedia. Posiblemente compre la siguiente versión del iPhone dependiendo de como se esté comportando el actual. Lo que si hago es mantener al día el software, tanto sistema operativo como aplicaciones, de manera que esté aprovechando las últimas capacidades de mi dispositivo.

Computador

Estoy escribiendo este artículo desde un iMac del año 2009. Mi otro computador es un Macbook negro del año 2006, que ya no pude actualizar desde Snow Leopard. Uno de los secretos de la larga duración de un equipo está en comprar la mejor configuración que su presupuesto pueda pagar. En el caso de mi iMac está original, con excepción de un aumento de memoria RAM de 4 Gb a 16Gb que lo dejan funcionar perfectamente. El Macbook ha sufrido dos cambios de disco y uno de batería, nada mal para un equipo que recibió muchísimo uso y que va para su cumpleaños número siete. Actualmente estoy pensando en comprar un Macbook Air de 11″ o 13″ como una alternativa móvil, que espero me dure al menos unos 4 o 5 años mas.

Tablet

Fiel a mi regla de esperar, compré la segunda versión con 3G y es mi mas fiel compañero. Alrededor de marzo tuve problemas con él, específicamente por una falla con el 3G. Afortunadamente se encontraba en garantía y me lo reemplazaron por uno nuevo (de la misma segunda generación) que aún no presenta fallas. No tengo ni pienso tener un nuevo iPad. Podría considerar comparar un iPad mas reciente, pero todo depende de lo que lance Apple el año entrante. El iPad Mini no está en mi lista de compras definitivamente. Es decir que este dispositivo podría durar en mis manos unos 3 años aproximadamente. 

Cámara Fotográfica  

Luego de una búsqueda exhaustiva compré en un viaje una Nikon D90 que aún tengo y funciona perfectamente. No tengo ninguna razón para actualizarla en el corto o mediano plazo. Sus capacidades son aún superiores a mi capacidad como fotógrafo, y posiblemente durará conmigo unos 10 años o mas.

Televisor

Como dije en un artículo anterior, me niego a comprar un Smart TV, verdaderamente no le veo la proposición de valor al software que embeben los fabricantes en sus productos. Mi TV es una pantalla de Plasma de 42″ fabricada por LG. La uso únicamente como pantalla, los parlantes deben estar aún sin estrenar, pues está conectada a un Home Theater Onkyo que se encarga completamente del sonido. Tengo un AppleTV de tercera generación que compré cuando mi Apple TV de primera generación se dañó. Aún estoy buscando la manera de repararlo, pues creo que es un problema de disco que podría arreglarse fácilmente. Espero que el televisor me dure aún varios años, aunque posiblemente compararé una nueva pantalla en el futuro no muy lejano, pues tengo la impresión de que mi pantalla sufrió una quemadura que le dejó algunos pixeles perezosos que forman una mancha luego de cierto tiempo de uso.

Impresora

Aún tengo la misma impresora de chorro de tinta Hewlett Packard que compré para la universidad por allá en el año 1999. Sin embargo actualicé el año pasado a una multifuncional de la misma marca, no por su capacidad de impresión sino por la necesidad de tener un scanner en casa. Espero que también me dure unos 10 años como la anterior!

En general mi conclusión es que el escritor del New York Times tiene toda la razón, no es necesario vivir en la última versión de ninguno de mis dispositivos, por el contrario, encuentro una enorme satisfacción en hacerlos durar el máximo tiempo posible y únicamente los actualizo cuando es absolutamente necesario, o cuando sale una capacidad que definitivamente considero necesario y a la que no puedo acceder desde el dispositivo actual. Algo importante es que a la hora de invertir en tecnología, no busco lo mas barato, sino lo que mejor se acomode a mis necesidades y con la expectativa de hacerlo durar lo máximo posible.