Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Cómo simplificar el streaming de audio en casa!

Felipe Lizcano
Últimamente he estado en algunas reuniones sociales donde varias personas me han manifestado que les había interesado la serie de artículos anteriores acerca del streaming pero, lastimosamente, después de leerlos sintieron que era un poco complicado poner dichos consejos en práctica! Inclusive alguien muy cercano me dijo que para él: “del dicho al hecho hay mucho trecho”, lo cual me dejo pensando.

Después de recapacitar acerca de los comentarios recibidos me di cuenta que “el que no oye consejo no llega a viejo”, así que finalmente después de pensarlo un poco más, encontré la forma de ayudar a todos aquellos gomosos que encuentran atractivo el transmitir música sin cables de una manera simple (subrayo la palabra porque en ella se encuentra la clave, en mostrar un método útil para el usuario común que tenga o pueda adquirir los adminículos que voy a nombrar a continuación y los pueda poner a funcionar). Una vez explicada la razón para producir este artículo, voy a comenzar la correspondiente explicación paso a paso:
  • Para comenzar lo que se debe hacer es conseguir un aparato que sirva como receptor de bluetooth y conectarlo por medio de cables (estéreo o RCA) a un dispositivo usado para amplificar el audio, bien sea un parlante o equipo de sonido. En mi caso yo decidí usar un Miccus dado su largo alcance, facilidad de uso para transmitir o recibir la señal (también porque era el único dispositivo con estas características que tenía a la mano).
  • Una vez conectado el receptor al sistema de sonido se debe proceder a elegir la fuente desde donde se va a transmitir el audio, que en mi caso, corresponde a mi SmartPhone con mi música favorita de la lista de reproducción (yo uso Deezer para hacer el streaming).
  • Luego se debe proceder a emparentar los dispositivos usando la configuración de bluetooth de mi SmartPhone y el botón de Miccus (en modo receptor). En algunos casos, se requiere añadir una clave y después de este último paso de confirmación “voilá”, ya todo está listo y sólo basta con cuadrar el grado de intensidad del volumen.