fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Apple no necesita a Steve Jobs

AWaldraff

 

Tengo que ser sincero con ustedes, quedé absolutamente sorprendido con el anuncio de Apple de esta tarde. Esta columna iba a hablar originalmente de cómo el iPad Mini iba a cambiar el mundo de IT corporativo. A cambio Apple hoy nos dio un repaso de diseño de vanguardia y nos puso a babear nuevamente por su tecnología y desde luego a mi me tocó replantear completamente este artículo.

Un argumento que oímos recurrentemente desde la muerte de Steve Jobs y la llegada de Tim Cook a la máxima posición de Apple, es que los anuncios habían dejado de sorprendernos y que había demasiada parafernalia, para luego ver simples actualizaciones de los productos ya existentes. Creo que hoy se demostró justamente lo contrario. Nos sentamos a ver el anuncio de un iPad más pequeño, y nos encontramos con el que es posiblemente el computador más espectacular, por lo menos en términos de su diseño, de la historia. Esta es la magia de Apple en pleno furor. Y como si no fuera suficiente, Apple saca un as de debajo de su manga. La tecnología Fusion, que permite aprovechar las ventajas en performance del almacenamiento SSD y la capacidad del almacenamiento tradicional. El anuncio del nuevo iMac es para nosotros claramente el regreso del gran atractivo de ver un evento de Apple.

¿Mencioné que además del iMac, Apple anunció una nueva versión del iPad? Si no lo hice, déjeme hacerlo. Posiblemente ni usted ni yo vamos a comprarlo, porque ya tenemos un iPad tradicional o un iPhone (o en nuestro caso, ambos) y el iPad mini en realidad no viene a cubrir ninguna de mis necesidades, pues nos gusta la pantalla del iPad tradicional y nos gusta la comodidad del iPhone. Pero para alguien que no tiene uno o el otro, esta es la oportunidad perfecta para acceder al mundo Apple. Olvídese del tamaño y de la funcionalidad, pues es exactamente igual a lo ya existente. La gran diferencia está en el precio. Aunque el punto de 350 dólares es algo superior a nuestra expectativa original, sigue estando muy por debajo de la competencia más cercana, llámese Android o Microsoft. Por el contrario, Apple parece querer competir con Amazon y su Kindle y no con ellos. Es posible que Apple de paso termine además dominando el espacio corporativo vía el fenómeno de BYOD, pero esa parte es anecdótica.

Así que la verdadera gran noticia de hoy es que Johny Ive y su grupo siguen teniendo la capacidad de sorprendernos con sus diseños y los usuarios nuevamente tenemos una razón para ir al Apple Store a ver esos iMacs espectaculares y de paso seguramente comprar un iPad Mini, que eventualmente terminará convenciéndonos de comprar gota a gota el ecosistema de Apple. ¡Que se vengan las copias Koreanas!