Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Vivaldi: un digno descendiente de Opera?

Felipe Lizcano
Con el pasar de los años se han visto nacer y morir muchos navegadores, algunos más icónicos que otros, como es el caso de Netscape que perdió la batalla contra Internet Explorer y, en su lecho de muerte, dio a luz a Mozilla, otro de los grandes que hasta ahora sigue vigente gracias al soporte de la comunidad de “Mozilla Organization”.
 
Ahora bien, existen otros casos a nivel de navegadores en donde algunos individuos que trabajan para grande organizaciones,  comparten con ellas la misma filosofía (hasta cierto punto) y/o perspectivas de negocios.   Pero también debe tenerse en cuenta que, dadas las actuales condiciones del mercado en donde la innovación y las tendencias suelen cambiar rápidamente las perspectivas de una organización, haciendo que no todos los empleados de la misma puedan flexibilizar su filosofía de una manera tan rápida, es probable que aparezcan brotes de inconformismo e, inclusive, que se pueda llegar hasta renuncias grupales.
 
Es el caso de algunos ex-trabajadores del equipo que producía el navegador Opera, que debido a ciertos cambios dejaron de compartir el modelo evolutivo del mismo y decidieron “montar su rancho aparte”, creando un nuevo navegador llamado Vivaldi que promete traer lo mejor de varios mundos. Aunque aún está en etapa de pruebas, se puede descargar la aplicación preliminar en el siguiente enlace. Al abrirlo y empezar a usarlo se ven una serie de accesos directos y marquillas (bookmarks) los cuales se pueden ir personalizando de acuerdo con los gustos del usuario.
 
Después de jugar y curiosear un poco con Vivaldi se nota:
  • La simpleza del mismo, que cuenta con un diseño muy minimalista con pocos elementos en la interfaz y colores que se van ajustando, según el contenido que se está visualizando. Así pues, en el caso de estar navegando en Facebook, la barra superior se volverá azul dada la predominancia de dicho color en la página y si se va a TECHcetera.co, la barra se quedará de color negro siguiendo el color cromático del fondo de la página. Ahora bien, todavía se nota que es una aplicación de pruebas, ya que el motor de render no es capaz de mostrar algunos contenidos, pero es algo que era de esperarse. Además la barra de navegación puede cambiar de posición (arriba, abajo, izquierda, derecha o sin barra),
  • Es fácil visualizar el historial, borrar su rastro e inclusive una serie de opciones de privacidad en las cuales se acepta alguna o ninguna de las cookies.  Pero es una lástima que aún no tiene el modo de “navegación incógnita”, tan preciado por todos esos personajes que (con razones de peso) suelen tener miedo de los gobiernos que espían sus actividades en línea y de las compañías que guardan grandes cantidades de datos para, posteriormente ,utilizarlos en campañas de marketing,
  • Para todos aquellos “puristas”  a quienes les gusta navegar casi sin usar el “mouse” o “track-pad”, existe una serie de comandos de teclado para facilitar dicha labor. Otra curiosidad que puede interesarle a este tipo de usuarios es la opción de ocultar las imágenes para hacer acelerar la carga de las páginas,
  • Para los amantes de las notas, es posible dentro del mismo navegador hacer anotaciones en la barra lateral para futuras referencias sobre un determinado sitio web,
  • Nativamente parece (dado que aún esta funcionalidad no ha salido al mercado) que Vivaldi va a tener un cliente de correo incorporado, lo cual va a permitir leer y enviar emails desde el navegador.

Aunque la aplicación preliminar de Vivaldi es buena, todavía deja mucho a la imaginación y es natural que este “beta” tenga algunos “bugs” que, seguramente, con el tiempo irán mejorando. Pero desde mi punto de vista personal, pienso que es una buena aproximación a lo que será la primera versión del producto final!.