Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

14 Comments

Usando Windows ME, perdón Windows 10

Andrés Felipe Sánchez

Como dice el humorista, “el que lo entendió, lo entendió”. Para los que no recuerdan la historia, comenzando el siglo XXI y después de éxitos históricos como el Windows 98 y el Windows 2000 (enfocado en el sector empresarial, pero en todo caso bastante popular), Microsoft decidió darnos el  Windows ME o Millenium Edition, era bonito,  solo bonito, porque en estabilidad, controladores y rendimiento era un desastre, quizás una de las cosas que más molestaba es que en una interfaz llena de colores, texturas suaves y gráficos elaborados te sacaba de quicio, te frustraba y maltrataba, imagínense a un torturador vestido de Hello Kitty, tan cual así era.

Ahora Windows Xp, Vista, 7, 8 y 8.1 después, mi computador me dio el aviso “su actualización de Windows 10 está lista”, me gustó la noticia, mi nivel de satisfacción con Windows 8 era alto, me había gustado, listo era un rompimiento con las interfaces tradicionales, pero solo así se innova ¿no?, el upgrade a 8.1 fue  una mejora en rendimiento y usabilidad, así que por un momento creí que la actualización a Windows 10 sería un paso hacia un más alto nivel de desempeño y experiencia de usuario, me pareció una movida interesante por parte de Microsoft el hecho de que fuera gratis, escribí un artículo al respecto y pueden leerlo aquí, sin embargo hoy, después de semanas de uso continuo entendí que sería un crimen cobrar  por este sistema operativo. 

Lo que me ofende de este nuevo OS es que Microsoft no fue claro con sus clientes, no se trata de una “nueva versión”; sino de un Windows XP kitsch. Les dio miedo, les dio pánico que les criticaran la interfaz de Windows 8 y decidieron volver al botón de inicio de XP, tiene animaciones y colores llamativos pero es la misma cosa, no le busquen más, el cliente de correo ay ay ay el cliente de correo!, enserio ¿quién diseñó eso?, tienes que saltar de cuenta en cuenta, en Windows 8, te las mostraba todas a la vez, la configuración y opciones están separados y ese fondo de nubes, que cosa más ordinaria, al mejor estilo de office 97 y por último y más desesperante aún, ¿quién entiende cómo se sincroniza eso?, uno pone “al recibir correo” y nunca lo hace, se pasa horas y hasta días sin recibir nada nuevo y como no puedes ver todas las cuentas al tiempo olvídate del tiempo real.

Otra cosa que también disfrazaron fue el navegador, anunciaron con bombos y platillos la muerte de internet explorer y el cambio por edge, nooooooooo, si se mueve como gato, maúlla como gato, salta como gato y tiene cola de gato no digan que es un canario, si hasta el mismo logo tiene y a pesar de configurar a Chrome como el navegador por defecto, cada vez que recibo un link me abre el bendito edge. Las cosas no acaban ahí, el panel de control es un lío, los visualizadores de fotos tienen más versiones que Rápido y Furioso y los temas por defecto aburren a más no poder, da notificaciones por todo en la esquina inferior de la pantalla, gracias, ya sé que puse ese archivo en DropBox, no tienes que avisarme,  francamente quizás después de su primera gran actualización sea una propuesta más solida e interesante; pero por ahora, para mí, la mejor función que tiene es la opción de retorno a Windows 8.1, que al finalizar este artículo pienso utilizar.

¿Y ustedes, qué experiencia han tenido con Windows 10?

Andrés Felipe Sánchez 
@innovandres