Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Una mirada a la Sony Action Cam [Review]

Samir Estefan

Desde comienzos de la humanidad el hombre ha buscado maneras de contar y compartir sus historias con otros. Bien fuera alrededor de una fogata de forma hablada, o con pinturas en las paredes de cuevas, o con textos escritos en viejos pergaminos, o con libros, con fotos o con vídeos, somos una especie que ha buscado cómo compartir nuestras visiones, nuestras aventuras, nuestras propias historias. 

En los últimos años, se ha puesto de moda – posiblemente por el avance de la tecnología en materia de video mas la disminución del tamaño de los equipos mas el social media – el poder contar historias desde nuestro propio punto de vista con algo llamado Point of View (POV). Compañías como Sony y como GoPro han lanzado al mercado cámaras de video extremadamente pequeñas que pueden ser puestas en cascos, bandanas, pulseras, marcos de bicicletas, tablas de surf y por qué no en la espalda de su perro! Estos dispositivos le permiten a sus usuarios mostrarles a otros cómo se ven ciertas actividades en primera persona y compartir esas experiencias de su punto de vista.
 
El selling point más claro de este tipo de dispositivos es de los deportistas extremos quienes pueden filmar en tiempo real y sin mayores inconvenientes sus saltos, carreras, piruetas y demás. 
 
Sin embargo, el poder de este tipo de dispositivos es mucho más amplio que alguien haciendo acrobacias, aunque claramente es más cool ver ese video o el de un bombero entrando a un edificio en llamas que a un personaje escribiendo un artículo en el computador. 
 
Llevo jugando con una Sony Action Cam HDR-AS15 unas cuantas semanas. La he utilizado para filmar entrevistas de TECHcetera, para explorar opciones de cómo documentar y contar historias, para tomar fotos, pero sobretodo para probar qué tipo de cosas se pueden hacer y qué tipo de historias se pueden contar cuando uno la deja grabando en diversas actividades. 
 
En estos días, he además experimentado con mis hijos permitiéndoles jugar con ella abiertamente y viendo con qué salen. Los resultados me han sorprendido. Pero además me han sacado más de una sonrisa. El uso (y el abuso) que le hemos dado a la Sony Action Cam se pagado con creces cada vez que nos sentamos a mirar qué locura hicieron. Para la muestra un par de “botones”.
 
[embedvideo id=”2TfPWGpMTbs” website=”youtube”]

Estoy fascinado con el dispositivo. Por su tamaño, por la duración de su pila, por la calidad del video y del audio, por el aguante a las pruebas a las que la hemos sometido, pero sobretodo por todas las cosas que le permite a uno documentar de la manera menos intrusiva posible.
 
La Action Cam es como la Barbie: uno se puede divertir con ella “out of the box”. Sobretodo porque viene con el accesorio más útil de todos (el protector de agua), con el cual está protegida contra cualquier cosa. Pero así como la Barbie pega, la Barbie Divorciada (la que se quedó con la casa de Ken, el carro de Ken, la piscina de Ken, el perro de Ken, etc) pega Mucho Más! Los accesorios el Wrist Band, el Head Band, el Handeld Grip y el Mountframe le permiten a uno explorar nuevas opciones de uso de la cámara. Ah! y el Carrying Case, además de ser súper bonito es extremadamente práctico.
 
Especificaciones Técnicas
  • Dimensioness (Approx.) : 24.5mm x 47.0mm x 82.0mm
  • Peso (Approx.) : 65g
  • Lente: Carl Zeiss® Tessar®
  • Apertura: F2.8
  • Ángulo de Visión: 170° sin SteadyShot, 120° con Steady Shot
  • Conectividad: Wifi 802.11g/g/n, HDMI, USB (Micro), Tarjeta Micro Memory Stick y Micro SD

Galería Fotográfica

Veredicto Final

La Sony Action Cam es fantástica y súper versátil. Me ha encantado en todo sentido y cada día la utilizo más y más. Ha reemplazado el dispositivo que utllizaba para filmar algunas de las entrevistas que hacemos en TECHcetera pero sobretodo se ha colado en otras actividades en las que la uso para mostrar mi punto de vista.