fbpx
subir

Un año usando el iPhone 12. Habla un usuario de Android

Hace más o menos un año Felipe Lizcano me hizo una llamada que me dejó sorprendido, “¿Quiere usar el iPhone 12?”, todos en Techcehetera probamos los dispositivos que nos llegan, pero normalmente yo soy el de los Android de manera casi exclusiva.

El gran Flagship de Apple. El iPhone 12

 

Igual no iba a decir que no al último dispositivo de Apple, así que manos a la obra. En mi caso cuento con una ventaja, mi computador es un MacBook Pro (el del trabajo), mi Tablet un iPad y hasta tengo un Apple Watch Serie 3, así que configuré el 12 y trabajar.

 

Varios años después.

 

El último iPhone que compré con mi dinero fue un iPhone 5, por mi trabajó debí usar mucho tiempo un 6S y para Techcetera el último que reseñé fue un 8 Plus, así que ya llevaba una buena cantidad de tiempo sin usar uno de estos.

Sin cargador y sin audífonos.

 

¿Qué cambió?, todo. Uno puede ser algo cínico y decir que los iPhone no cambian, pero lo que la gente no entiende es que esa continuidad es la mejor forma de mantener el valor tanto de uso como de reventa, así que, volver al iPhone fue llegar a un ambiente conocido, pero no a uno que se hubiese quedado quieto.

Combina perfecto con todo el ecosistema.

Más allá del tamaño, los materiales o la pantalla lo primero que me llamó la atención fue, cosa curiosa, la batería. Enserio que buena duración, no para un iPhone; sino para cualquier teléfono en el mercado. Ese era un gran punto débil en generaciones anteriores.

 

El tamaño me parece  adecuado, no soy fan de los tamaños más grandes, aunque entiendo que, en el caso de los iPhone, traen mejoras con respecto a la RAM y las cámaras.

Que locura de cámaras!

Y hablando de cámaras, wow, las cámaras. Tuve la oportunidad de probarlas en dos ambientes muy diferentes, Santa Marta y Nueva York, el caribe y una primavera lluviosa.

 

¿Qué fue lo que más me gustó?, lo fácil que es componer una buena foto, no hay como tal un “reconcomiendo de escena”, el teléfono, tan solo hace lo que tiene que hacer con quizás el app de cámara más sencilla que hay en el mercado.

Santa Marta en iPhone.

 

Maneja la contraluz de manera maravillosa y el balance del color es perfecto, simplemente perfecto.

Que buen manejo de la contraluz.

Otra de las cosas que me gustó mucho fue el diseño. Al volver a las líneas rectas uno se siente en homenaje al iPhone 4 y 4s a mi juicio los iPhone más bonitos jamás hechos. ¿Una ventaja de este diseño?, el teléfono se resbala menos de superficies.

El ultra gran angular es perfecto para las ciudades.

Cosas para decir hay muchas, el sonido es de primera, la pantalla está calibrada perfectamente y la carga rápida se agradece.

Y no me dejen de lado el modo nocturno y la resistencia al agua.

 

La conclusión es simple. Personalmente me encanta tener mi foldable, creo que es un formato versátil y que refresca al mundo de la tecnología; sin embargo, ahora entiendo a Samir y Felipe, es que algunas veces uno quiere que las cosas simplemente funcionen bien. Muy bien.

 

Hablemos en Twitter

 

Andrés Felipe Sánchez

@andresfesac

 

 

Andrés Felipe Sánchez

Fanático de la tecnología, los videojuegos y la fotografía. Publicista por adopción. Nuff Said.