fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

¿Uds leen libros? Es curioso o no que se lean más en papel que en digital? Acá mi caso.

Catalina Valenzuela

¿Uds leen? En que tipo de tecnología leen, o más precisamente leen papel o en digital? O depende del contenido? ¿Es curioso o no el caso de las tecnologías en donde una tecnología tradicional le ganó a la digital?  Andrés Waldraff escribió hace uno días que la tecnología tradicional le había ganado a la digital en los temas relacionados con los libros y su conversión digital. Debo anotar antes de iniciar: soy lectora compulsiva de esas que tiene dos libros de papel en la mesa de noche y varios más en el Kindle (el dispositivo) y otros más en la app de mi Ipad por si acaso.

Estas son mis opiniones de lectora empedernida de libros electrónicos y de papel. 

El precio no es lo que define el tipo de tecnología que se usa para leer: 
A pesar de los procesos legales, los precios de los ebooks si se han reducido comparados con los precios de los libros impresos. Lo que ciertamente no ha pasado es que los libros electrónicos hayan reemplazado 100% a los libros de papel. No me queda claro que sea un tema de precio. Me parece más bien que es un tema generacional y sobretodo de nivel educativo.

Un reporte del PEW en 2014, muestra que la mayoría de los adultos americanos a pesar de tener un reader o un dispositivo para leer, prefieren leer en papel. 

A mi me parece que es un tema de “nostalgia” y como bien dice Andrés de experiencia de uso de los lectores sobretodo de las personas que más leen que son los mayores de 35 años con educación universitaria. Las personas de esa generación y las anteriores donde se incluye la mía (la X) y las de mis padres (los del baby boom) somos una generación de transición digital. Algunos somos usuarios avanzados de tecnología y leemos la mayoría de las veces en dispositivos digitales,  y otros simplemente no se imaginan leyendo un libro que no sea de papel. Esos somos los mismos que somos usuarios activos de Twitter y muchos de nuestros amigos nos preguntan que es “Tuiter“.

La experiencia de usuario si es superior en dispositivos digitales:
Personalmente, una de las maravillas de leer en un dispositivo digital es no tener que levantarme a buscar un diccionario, o un mapa. O cualquier información adicional que pueda necesitar para continuar mi lectura. Además cuando alzo la maleta del colegio de mi hijo llena de libros de papel, me preguntó cuando es que finalmente todos los libros de su colegio, el público del barrio, serán todos digitales. El peso de la maleta en comparación a su peso, es extremo. 

Los libros de papel son destructibles, a pesar de los argumentos de Andrés. Solo basta pensar que pasa cuando viene un desastre natural. En estas tierras donde vivo, todos los años hay que hacer un plan “por si viene un huracán” de las muchas cosas esenciales que se encuentran en el plan, los libros a pesar de la nostalgia no hacen parte de lo que se incluye ni en mi plan ni en el de nadie. 

Adicionalmente, para una familia nómada como la mía llego un punto en que fue insostenible “cargar con los libros” . Los libros electrónicos se volvieron indispensables para poder seguir leyendo.

Los argumentos decorativos son ciertos y más allá de la decoración, creo que pocas cosas me ponen más nerviosa en la vida que ir a una casa y que no se vean libros. Pero, creo que cada vez veré menos libros y más dispositivos electrónicos, espero yo, con libros electrónicos. 

El modelo de venta no rompe paradigmas:
Este argumento puede ser cierto. El modelo de venta no rompe paradigmas pero….

Por fin uno puede conseguir TODOS los libros que se le ocurran en el mismo lugar, si en Amazon. Si se pueden comprar libros en idiomas distintos, sobre temas infinitos, desde los clásicos en francés hasta los libros de los escritores jóvenes latinoamericanos. Y eso no pasa en ninguna librería que yo conozca y conozco muchas.  Ni siquiera en las bibliotecas públicas o privadas. 

Quizás lo que rompe es el modelo de acceso? Acceder a todos los libros con un click y una tarjeta de crédito? Eso por supuesto es un acto de vanidad. Nadie puede comprar todos los libros ni leerlos todos, pero solo saber que están ahi, me saca una sonrisa. 

Los clubes de lectura han sido un fracaso:
Los clubs de lectura han fracasado: SI. Pero han aparecido otras formas de acceder a material de lectura como por ejemplo Overdrive y otros.
Estos servicios ponen en línea los catálogos de las bibliotecas públicas y los hacen accesibles desde dispositivos móviles. Son servicio que faciliten el acceso al material de lectura para las personas que no pueden llegar a las bibliotecas, por varios motivos incluidos la pereza y el tráfico.

Y quizás es que los que se inventaron esos clubs de lectura como Oyster y similares se les olvido que la lectura es silenciosa pero que un club de lectura es ante todo una discusión, una charla y una gran oportunidad para socializarse, con la excusa de leer un libro. 

No puedo cerrar esta nota sin decir que la lectura tiene demasiada competencia.  Si, la lectura como ejercicio intelectual tiene demasiada competencia con las redes sociales, el ciclo sin fin de las noticias y todas las demás actividades que realizamos en nuestros dispositivos electrónicos.  Y quizás por esa razón es que los lectores empedernidos como yo, leamos. la mayoría de las veces, en dispositivos pasados de moda: un kindle de primera generación que se conecta únicamente con la tienda de Amazon, y libros de papel, para prevenir distracciones. Porque leer en cualquier otro dispositivo electrónico es como estar en una rumba: demasiadas distracciones y poca concentración. 

PD: También me queda la inquietud de Andrés de que va a pasar con los medios impresos se convertirán 100% en medios digitales mientras respiran casi que artificialmente cogidos de sus lectores más tradicionales. Quizás vengan modelos donde algo de lo digital venga al papel como es el caso de la editorial subsidiaria de Baibuk. Pero esta es una nota para otro día porque mi libro, el de hoy ,de papel, me llama.