fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Surface 2 – Otro #Fail para Microsoft

AWaldraff

Como con la intención de desviar un poco la prensa positiva que estaba logrando Apple, luego de vender mas de 9 millones de iPhones el fin de semana, Microsoft decidió anunciar una nueva versión de su tablet Surface. El resumen corto es que no hay ninguna novedad, el nuevo Surface es el mismo Surface anterior. Tiene un mejor procesador, tiene mejor resolución y ahora tiene una sistema que lo mantiene vertical sobre una mesa.

Con un anuncio como este, Microsoft no podrá revertir la tendencia negativa en su aproximación al mercado de tablets. El problema que tiene Microsoft, y que tienen muchas otras marcas es que no logran diferenciarse de los demás con algún feature que lleve a la gente por lo menos a pensar en cambiar su dispositivo. Si lo pensamos desde el punto de vista de hardware, los usuarios estamos buscando la mayor duración de batería posible. La velocidad del procesador, o la resolución de la pantalla son mejoras menores en este sentido. Desde el punto de vista de aplicaciones y software, los usuarios queremos la mejor selección de aplicaciones y la mejor integración posible con la nube y con las aplicaciones que usamos en nuestros otros dispositivos. Nada de esto sucede con Surface. Microsoft insiste en empujar el sistema operativo Windows RT para el cual la selección de aplicaciones es mínima y la compatibilidad aunque existente no es completa.

El supuesto gran gancho de los tablets de Microsoft es la posibilidad de usar Office de manera nativa, pero los usuarios ya nos estamos moviendo, lento hay que decirlo, fuera de Office y las alternativas de aplicaciones de productividad en la nube son amplias. A este punto Microsoft no es ni siquiera la opción mas apropiada para los compradores corporativos, puesto que las opciones de seguridad siguen estando años luz atrás de lo que ofrece Android y iOS.

El Surface no es un mal dispositivo, el problema es que no es lo suficientemente bueno como para lograr que los usuarios no consideren antes un Android o un iPad y ese es el problema al cual se enfrenta Microsoft con este producto. La pregunta clave que hacemos algunos usuarios es por cuanto tiempo Microsoft estará dispuesto a invertirle recursos a este producto, viendo que lleva el mismo rumbo que tomó el Zune en su momento.