fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Software libre hasta en la magia

Felipe Lizcano

Desde hace mucho tiempo la magia es considerada un arte escénica y un espectáculo de habilidad e ingenio, que hasta hace poco consistía en producir artificialmente efectos en apariencia maravillosos e inexplicables.  La magia simulada (también llamada: magia blanca o escamoteo) se remonta a la más lejana antigüedad cuando muchos hombres usaron artefactos eléctricos para recrear sus trucos bajo el nombre de la física recreativa

Recientemente con el uso de: pantallas táctiles, nuevas tecnologías y los sistemas operativos para dispositivos móviles, los magos han encontrado herramientas nuevas para dar vida a sus propias creaciones, que aunque no son tan terroríficas, si le dan un matiz diferente a los llamados “actos de magia”.

En esencia se siguen produciendo los mismos tipos de efectos que en la antigüedad:

  • Producción: Hacer aparecer algo de la nada.
  • Desaparición: Desvanecer algo o a uno mismo.
  • Transformación: Transformar algo en otra cosa, no necesariamente el objeto, también puede ser el color, la forma, etc.
  • Restauración: Restaurar algo roto o dañado.
  • Tele-transportación: Transportar algo de un lugar a otro, de una forma imposible.
  • Levitación: Suspender algo en el aire que simule ausencia de gravedad.
  • Penetración: Atravesar un objeto sólido con otro y que se restaure de una forma imposible.
  • Predicción: Dejar constancia de un suceso antes de que este tenga lugar y comprobación de la coincidencia.

Pero ahora, los magos no solo deben hacer actos sorprendentes, deben apoyarse en toda una serie de códigos de programación y hasta del maravilloso software libre (open source) para lograr la empatía del público y como siempre generar recordación, inclusive en las personas que están a miles de kilómetros de su auditorio mirando el espectáculo por internet o por la televisión tradicional.

Este es un ejemplo de dichos espectáculos en donde se puede apreciar la magia del “Open Source”: