fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

SIME Miami: Mis cinco momentos

Catalina Valenzuela

SIME Miami fue un evento MUY interesante: la puesta en escena, los temas de las conferencias, la comida, la gente linda e inteligente de Miami en su mejor momento y en sus lugares más vibrantes. Arte, tecnología, el futuro.  Acá les dejo lo que para mi fueron las cinco lecciones, take aways. Sin ningún orden de relevancia.

1. El arte
Como les conté antes, tuve la posibilidad de ver con las Google Glasses una obra maravillosa de David Datuna. Eso fue el martes, el primer día de la conferencia. El miércoles en el LabMiami me topé con el trabajo del gapinvoid, liderado por el SUPER creativo Hugh MacLeod.  Su trabajo en esta ocasión como en tantas otras se trata de contar como es la vida del mundo emprendedor, cual es su esencia y cuales son sus temas. Es un humor inteligente, ácido acompañado de dibujos que se parecen a nosotros mismos. Es sensacionalmente divertido e inteligente.  

También estuvieron Sunny liderando el equipo de Matter “resumiendo” las conferencias. Si, tomando las palabras claves, los temas relevantes y el tono de las presentaciones en una cartulina. Acá pueden ver algunas de las fotos. Si Sunny y sus colegas escuchan la conferencia y la dibujan y la marcan. En ese momento es que uno se da cuenta que una imagen SI vale más que mil palabras: cuando lee el resumen de una conferencia en una cartulina blanca llena de colores y símbolos que le enseñan algo.

2. Los lugares/The venue
 Y el arte se vio en dos lugares SENSACIONALES de esta ciudad. El primero de ellos es el edificio que hospeda a la Sinfonía del Nuevo Mundo (The New World Symphony). Es un edificio que diseñaron Frank Gehry, uno de los arquitectos más afamados del mundo y Michael Tilson Thomas, quizás el director de orquesta sinfónica más creativo de los últimos años. Entre los dos, le dieron paso, en el corazón de la rumba de Miami, a un edificio que por fuera permite a la gente sentarse en el parque y disfrutar de conciertos proyectados en una pared. Por dentro, la historia es otra. Es por supuesto una sala de conciertos. Y es una maravilla. Y vengan y vamos a un concierto en el parque.

El segundo día, el evento paso en TheLabMiami. Este es un lugar bien interesante. Es un espacio de co-working, 10,000 pies cuadrados para ser más exactos. Pero el Lab es más que eso. Es un lugar encantador con gente chévere en uno de los barrios más interesantes de esta ciudad: Winwood  se ha ido convirtiendo en un espacio donde los “grafiteros” han convertido las paredes en telones de arte urbano, donde se concentran la mayoría de las galerías de arte nuevas. 

El Lab además poco a poco se ha venido convirtiendo en el hub del emprendimiento tecnológico en Miami. Es el lugar de encuentro y de conversaciones, para hacer “networking”, resolver algún problema, o simplemente parchar. 

También a veces y en este evento, estuvieron presentes los tacos de pescados y las hamburguesas de Los Jefes, que son quizás los y las mejores de Miami. 

3. La gente:
¿Y que sería de un evento sin su gente? Sin sus conferencistas? Sin los comentarios? Pues nada claro.

Conocí gente chévere, cheverísima y claro inteligente y llena de buena onda. También escuché a otras personas que no conocí pero con las que definitivamente quisiera compartir algo y por eso las empecé a seguir en Twitter y por ahí en las redes sociales.  

Y me di cuenta que la gente de ese evento: geeks, emprendedores, creativos, líderes de opinión, inversionistas, aceleradores, empresarios, lagartos y demás estábamos ahí unidos por nuestros propios intereses pero y eso fue la gran diferencia con una visión muy particular.

El evento cerró con la elección del alcalde tec. Rápidamente, cuatro de los líderes del evento organizaron a la audiencia en cuatro grupos para que en 30 minutos prepararan la plataforma política para las elecciones del mejor alcalde. Además de los sospechosos de siempre como la educación, la infraestructura y demás, los candidatos propusieron ofrecer espacio de oficina subsidiado, capital semilla y mostrar los éxitos y el camino de los emprendedores locales. 

Todo termino en un GRAN aplauso para el equipo ganador con su alcalde de origen indio, que con en inglés y español nos invitó, al ritmo de olé, olé, olé,  a convertir a Miami en el hub tech para las Américas. 

4. Miami y América Latina: 
Esto me lleva a mi cuarto momento, SIME Miami. Estar en un evento con personas tan diversas, en esta ciudad conocida como la más al norte de que muchas veces solo está en el mapa de los latinoamericanos para venir al plan Mármol (mar y mall) y en el mapa de los americanos, como…hmmm Después de cuatro años viviendo en Miami todavía no sé como la ven en el resto de los Estados Unidos.

Para la industria tecnológica, para los emprendedores, para los creadores y para todas las demás partes interesadas, Miami vive su mejor momento y esta es una oportunidad única para llegar al mercado americano porque está el “hype” pero también están llegando la plata, las aceleradoras, los creativos y hasta está empezando a amarse algo que no es por supuesto Sillicon Valley pero si es algo interesante.

5. El futuro
Quisiera decir que vi el futuro y llenarme de dinero Pero no por ahora hay buenas intenciones, se está creando una comunidad de emprendimiento de base tecnológica. Se está empezando a armar un ecosistema para avanzar hacia algo más consolidado.

El futuro es como lo he dicho en distintas ocasiones: hoy, aquí y allá.

Lo vi cerca esta semana en SIME Miami y en otros eventos a los que he asistido este año pero sobretodo lo veo en las personas que conocí, en las distintas iniciativas en las que participo y en una ciudad que decidió en las últimas elecciones autorizar una emisión de bonos por más de $2billones de dólares, en medio de una de las crisis económicas más duras, para que las instituciones educativas públicas tengan una infraestructura tecnológica adecuada a las necesidades del siglo XXI.