Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Samsung: noticias agridulces (hablemos de $)

Samsung: noticias agridulces (hablemos de $)
Samir Estefan

Los resultados financieros de Samsung para el tercer trimestre del año no son los mejores. La compañía reportó esta semana una caída en sus ventas de 5.3% y un desplome en su utilidad operacional de 56%.

Las ventas totales fueron ₩62 billones y la utilidad operativa fue de ₩7.780 millones, equivalentes a USD 53 mil millones y USD 6.600 Millones, respectivamente.

El funesto trimestre se compara con el mismo trimestre del año pasado, el mejor en la historia de la compañía, así que el impacto parece ser mayor a lo que es cuando se analiza “de corrido”.

No todo es malo…

Las cifras no son buenas. Sin embargo no todo es malo. Por un lado, los resultados fueron mejores que lo que estaba pronosticando el mercado y por otro la división de móviles brilló con un crecimiento de 17.4% en ventas (compárelo con la caída de 9% que tuvo el iPhone en el mismo trimestre, entendiendo que están en momentos diferentes) gracias al interés generado por el Note 10 (que creció en dobles dígitos) y a las ventas de la Serie A.

 

“Mobile earnings in the third quarter improved significantly [quarter on quarter] on robust shipments of the flagship Galaxy Note 10, a better product mix and higher profitability in the mass-market segment… The Galaxy Note 10 in the third quarter exceeded its predecessor’s sales performance, presenting double-digit growth in volume.” – Samsung

 

El Note 10 parece tener un gran impacto en los números pues la utilidad operativa de Samsung Mobile creció 31.5% con respecto al año pasado y el margen es el mejor de todo el año.

Lamentablemente la compañía ha pronosticado que las ventas de smartphones en el próximo trimestre (el de Diciembre) caerán una vez el hype de los lanzamientos pase. Y claro, no lo mencionó, pero derivado de la competencia de los recién lanzados iPhone 11.

La división de pantallas, que provee desde televisores y monitores hasta las pantallas OLED utilizadas por otros fabricantes de smartphones, fue una de las pocas que mostró crecimiento durante el período (tanto en ventas como en margen) gracias al empuje de las ventas de pantallas para smartphones. Y es que por lo menos en el caso de Apple, Samsung sigue proveyendo 90% de las pantallas OLED de los nuevos iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max y hemos oido que la compañía (que ha dicho que las ventas de los nuevos iPhone van muy bien) ha incrementado los pedidos de pantallas al gigante coreano, el cual puede llegar a venderle a Apple entre 40 y 50 millones de pantallas entre el trimestre anterior y este.

La verdad es que Samsung está atravesando por un momento coyuntural complejo. No solo por la incremental competencia en el sector de dispositivos móviles sino porque el mercado de semiconductores se ha venido contrayendo, lo que le pega a uno de sus principales negocios.