Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Samsung ATIV: revisión detallada

Felipe Lizcano
Samsung ATIV
En el mercado colombiano y latinoamericano existen varios equipos híbridos o, coloquialmente, llamados “dos-en-uno”, porque tienen la versatilidad de una tableta y disponen de una potencia muy parecida a la de un portátil, gracias al procesador Intel Atom. La Samsung ATIV puede ser usada para consumir contenidos en modo tableta o para generar productividad ligera al adicionarle el teclado y puertos expandidos. En este último caso, el dispositivo se puede usar de una manera parecida a como se usan, tradicionalmente, los computadores portátiles.
  
Wow!
  • Tiene un tamaño ideal que lo hace muy fácil de llevar a todas partes (11.6″),
  • Es un híbrido con 3 puertos USB de tamaño estándar, 
  • Tiene un lápiz que para algunos puede llegar a mejorar el proceso de tomar datos,
  • Posee cámara frontal y posterior para realizar diversas actividades multimedia.
Mmm…
  • No posee conectividad avanzada del tipo DNLA o WiDi,
  • La capacidad de almacenamiento en disco es limitada,
  • El ángulo de rotación de pantalla es también limitado cuando se encuentra vinculado a la base,
  • La base no trae batería extendida y tiende a ser un poco inestable en la manipulación
El proceso de sacar la Samsung  ATIV de la caja y ponerla a funcionar.
 
Aquí tenemos al experto de Intel presentando las características mas destacadas de este “dos en uno”
 

La interacción con la Samsung ATV es bien interesante, ya que el poder separar el teclado de la pantalla abre todo un nuevo mundo de opciones de uso. El tamaño de 11,6 pulgadas y su peso de 1.65 libras ayuda para que transportarla de un lugar a otro sea fácil y sin dolor. Visualmente es llamativa y esbelta, sobre todo cuando se separa el teclado de la base; pero algo  no tan chévere es que la rotación de la pantalla sea limitada cuando se unen nuevamente las dos partes.

 
Es una ventaja el hecho de que la ATIV pueda correr la versión completa de Windows 8, gracias a su procesador Atom, y no la versión limitada de Windows RT. Hay muchas razones técnicas para preferir una versión del sistema operativo sobre la otra pero, para hacerlo simple, la versión completa permita instalar aplicaciones de Windows comunes y silvestres (versión X86), tal como en un desktop o laptop tradicional. 
 
La pantalla  del tipo LED,  con su ángulo de visión,  está bien; tiene una resolución extraña 1,366×768 pixeles que no alcanza al tradicional 1920×1080 progresivo, requerido para que una pantalla llegue a ser considerada Full HD con una proporción de 16:9. Pero en el mercado corporativo tradicional esto no es muy relevante, a menos que la Twist se use para diseñar o producir películas (para lo cual existe otro tipo de máquina más robusto). En lenguaje no tan técnico, esto significa que en el momento de ver contenidos multimedia que puedan requerir de dicha resolución y fluidez, lo más probable es que algunos detalles no se vean tan nítidos o la proporción de los mismos cambie ligeramente (alargándolos un poco).
 
Al interactuar con la Samsung ATIV se hace evidente que, aunque no posee opciones de conectividad avanzadas como NFC, WiDi o DNLA, viene equipada con Wi-Fi a/b/g/n y Bluetooth 4.0. En relación a la conectividad por medio de cables, la terminal incluye un puerto de conexión mini HDMI en el lado izquierdo de la pantalla al lado del control de volumen y, en la parte superior izquierda de la pantalla, otro del tipo USB de tamaño estándar junto a la entrada de los auriculares, y los botones de  control de “encendido/apagado” y rotación de pantalla.
 
En la misma vista superior, en el lado derecho, se encuentra la bahía con el lector de tarjetas del tipo microSD. En la cara inferior de la pantalla se encuentran ubicados el botón de inicio de Windows y la terminal de carga, que encaja de manera muy exacta en la base del teclado. Casi en la misma posición del botón de inicio pero en la base del teclado, se encuentra el botón que asegura la unión entre el teclado y la pantalla; al interactuar con la ATIV se siente un poco inestable y, en ocasiones, la pantalla se separa el resto de manera involuntaria.
 
Las bocinas se encuentran ubicadas en la parte frontal de este “2 en 1” y, aunque el sonido es bueno, en ciertas ocasiones como las video conferencias, se quedan cortas en cuanto a la potencia; por lo mismo a veces es necesario usar auriculares para mejorar la comunicación.
 
Un aspecto bien interesante y hasta divertido de la ATIV es el S-Pen (el lápiz ) que funciona a dúo con la aplicación “S Note”, permitiendo tomar notas y hacer bocetos a mano alzada, siguiendo con una dinámica muy parecida a la generada con Samsung Galaxy Note.  Así que para los artistas puede ser bastante interesante la interacción con este híbrido.
 
El rendimiento de la ATIV es buena para el mercado de las tabletas pero, obviamente, es modesto comparado con los potentes computadores portátiles que poseen procesadores Intel Core i3, i5 o i7 de tercera y cuarta generación. En lo relacionado con el consumo de batería, este híbrido es bastante bueno y es menester recordar que, originalmente, fue concebido para realizar actividades genéricas de productividad y consumo de contenidos, que  no tiendan a afectar de manera dramática el consumo de energía. En palabras claras y concisas, dado que la ATIV no esta hecha para correr juegos con gráficas intensas la batería tiende a durar más, dado que los procesos que puede realizar son más simples.
 

Especificaciones técnicas.

Las características generales de la ATIV usada para la demostración son:
  • Procesador Intel Atom
  • 2 GB de memoria
  • Sistema Operativo Windows 8 de 32 Bits
  • Pantalla de 11.6″
  • Batería con una duración de hasta 14 horas
  • Resolución de pantalla de 730 X 1300 PPP
  • WiFi estándares B, G y N
  • Cámara con flash de 8 MP y una sin flash de 5 MP
  • 3 puertos USB 2
  • Conectividad Bluetooth
  • Entrada de auriculares con el tamaño tradicional de 3.5 mm

Conclusión:

La experiencia de interactuar con la Samsung ATIV refleja que la terminal está bien para actividades básicas de consumo de contenidos y productividad ligera. En resumidas cuentas, es una muy buena opción para todo aquel que esté buscando un “2 en 1” que pueda complementar a su robusto computador de escritorio, o que necesite un equipo liviano para desplazarse con él,  constantemente, de un espacio a otro.

Galería de imágenes