fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

RIM en Cuidados Intensivos

Samir Estefan

Otro Trimestre, otro desastre en Waterloo. Y aunque las noticias nuevamente fueron malas, por primera vez en los últimos años RIM dejó atrás su postura defensiva y mostró una actitud proactiva, realista, mirando para adelante y no para atrás.

Thorsten Heins, en su primera llamada como CEO – y con tan sólo 10 semanas en el cargo – hizo un análisis serio la compañía (hecho con la cabeza y no con el corazón), de sus divisiones y de sus necesidades. Y mostró acciones concretas, ya ejecutadas, que abren puertas, cuestionando el status quo de la compañía, pero apalancando sus mayores activos para lograr salvarla.

Las Cifras
Los resultados financieros estuvieron por debajo no sólo de las expectativas que la compañía había dado 1 trimestre atrás sino peor que el consenso de los analistas, quienes no le apostaban ni siquiera al escenario más pesimista de los que se habían explorado. 

Las ventas de este trimestre llegaron tan sólo a US$ 4,190 Millones, 25% menos que en el mismo trimestre del año pasado. Y peor aún: la compañía pasó de una ganancia de US$ 934 Millones en el mismo trimestre del año pasado a una pérdida de US$ 125 Millones en este trimestre, dejando en rojo el Balance trimestral por primera vez desde 2005. 

Se vendieron sólo 11.1 Millones de Blackberries – 25% menos que en el trimestre anterior – con lo que el market share de la compañía en mercados como como el de Estados Unidos cayó a menos del 5%, según el último estudio de Nielsen y la falta de interés por los modelos con BB 7 le costó a la compañía cerca de US$ 622 Millones de write-off por el costo de inventarios.

A nivel del Playbook, sólo se vendieron 500,000 unidades en todo el trimestre (para comparación, el nuevo iPad vendió 3,000,000 en el primer fin de semana de ventas) y cada vez parece más ilógico seguir apostándole al dispositivo, que luego de más de un año no ha conseguido tracción ni el mercado corporativo ni el de consumo masivo. 

La compañía ha informado que no continuará dando expectativas de resultados para los siguientes trimestres, algo que si bien no es común es práctica de algunas compañías tan grandes como Google, dadas las condiciones tan cambiantes del mercado.

Los Cambios
El RIM de hoy no parece el RIM que perdió 75% de su capitalización el año pasado. El RIM de hoy por fin parece haber despertado de un largo letargo y aunque está en cuidados intensivos, por lo menos ha empezado a moverse. Se anunciaron 3 grandes cambios el día de hoy.

El primero tiene que ver con la salida de 3 ejecutivos de alto rango: Jim Balsillie – co-fundador de RIM y quien dejó el cargo de Co-CEO hace tan sólo 2 meses – se retiró de la Junta Directiva de la compañía, lo que muchos creemos que es uno de los mejores síntomas de los cambios por venir. También salieron David Yach ( Software CTO) y Jim Rowan (COO). Los anuncios tomaron por sorpresa a los asistentes a la llamada de resultados y si bien generan preocupación es más la oportunidad que abren que el daño que pueden causar. 

El segundo tiene que ver con el foco de la compañía. Heins aceptó por primera vez públicamente que los grandes diferenciadores de la plataforma, como lo es la seguridad y el BBM, han dejado de ser factores de decisión para los usuarios y por lo tanto no pueden seguir siendo los selling-points de la plataforma. 

En este sentido, y si bien la compañía seguirá atendiendo el mercado entry-level con equipos subsidiados (especialmente en mercados emergentes como Africa, el Sureste Asiático y América Latina), la compañía se enfocará en el segmento empresarial donde siente que puede capitalizar sobre la posición [aún] dominante que tiene y que incluye una estrategia que involucra Servicios Empresariales (como BES), Dispositivos Empresariales (Smartphones BlackBerry) y BYOD (Bring your Own Device), segmento en el cual la compañía esperar participar con los nuevos equipos basados en BB10.

(vea también – Blackberry: Pensado para la Productividad)

El tercer y último cambio importante fue el anuncio formal de la búsqueda de alternativas para el negocio. “Dados los retos que enfrentamos, creemos que es prudente explorar todas las opciones para la compañía”, dijo Heins a los analistas, abriendo la puerta para opciones como los joint-ventures o el licenciamiento de la tecnología de RIM a terceros, aunque sostuvo que la venta de la compañía no es la estrategia que quisieran seguir; por lo menos no como estrategia principal. 

El Futuro
Los números no se ven bien. Los inversionistas siguen buscando refugio, las acciones siguen cayendo. Los próximos 2 trimestres no traerán ningún cambio significativo y las tendencias seguirán y se mantendrán. Heins y el resto del equipo directivo lo tiene claro. La compañía no puede revertir esta situación hasta la salida al mercado de BB 10 y los nuevos equipos que lo acompañarán. 

En este sentido, la llamada sirvió para expresar nuevamente la satisfacción por la evolución del proceso de desarrollo del nuevo sistema operativo y de los nuevos equipos, los cuales se esperan lleguen al mercado en la segunda mitad del año cuando tendrán que competir con un Samsung Galaxy S III, un iPhone 5 (o será un Nuevo iPhone?), un Lumia 900 y el resto de smartphones que siguen llegando al mercado cada mes. 

El próximo milestone de la compañía será el BBWorld, su evento para desarrolladores, en el cual se ha anunciado se entregarán equipos con versiones preliminares de BB10 a los desarrolladores para que puedan trabajar con ellos y preparar aplicaciones para el lanzamiento en 2H2012. Será ahí donde podremos saber si la espera ha valido la pena; si RIM puede reinventarse a sí mismo; y si tiene futuro una plataforma que durante muchos años fue símbolo de estatus y tecnología.