Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Que Negocio tan “Pecueco”!

Samir Estefan

¿Qué diría usted si alguien le propusiera un negocio en el que luego de invertir miles de millones de dólares en Investigación y Desarrollo, compra de patentes, licenciamiento de componentes ya patentados, diseño, fabricación (o tercerización de la misma), ensamblaje, distribución, venta y mercadeo de un producto su utilidad es, en el mejor de los casos, USD 0.012 por unidad?

Seguro pensaría en cuánto es el volumen de ventas, al fin y al cabo USD 0.012 x 14.1 Millones (de unidades) son…. míseros USD 172,000.

Oops. Ya las cuentas no cuadran y más si tiene en cuenta lo que le tocó invertir para montar el negocio, lo que le cuesta mantener la operación y cómo la competencia está cada vez más ardua en el negocio que le están proponiendo.

Pues esa es la realidad del mercado de smartphones. Y ese centavo y un poquito es la utilidad que produjo LG, por cada terminal vendido, en el trimestre que acaba de terminar. 1.2 Centavos. Una miseria.  

De cada celular que produce y vende, LG obtiene una ganancia de tan sólo USD 1.2 centavos

El margen de vender celulares, por lo menos para los más de 1,200 fabricantes de smartphones del planeta – exceptuando a Samsung y Apple – es menos que el margen de quienes venden azúcar, café o mazorcas. Incluso, podría ser más rentable producir cordones para zapato o pitillos (pajillas, sorbetes, o como le llamen en su país) que producir smartphones. Y eso que a LG le va mucho mejor que al resto de la competencia. 
Utilidades Smartphones 2013 2014

Compañías como HTC, Blackberry o Lenovo (con Motorola) pierden plata produciendo y vendiendo smartphones. Si, así como lo lee. Por cada teléfono que venden, pierden plata. A tal punto que HTC, quien hacia el final de la década pasada era uno de los líderes del mercado de teléfonos móviles ha sufrido la misma suerte que Blackberry y el precio de su acción se ha venido al piso por el pesimismo de los inversionistas llevándola a costar más en libros que en acciones. 

Hasta cuando podrán aguantar los fabricantes? No lo sé. Hasta cuando hará sentido jugar un juego en el que no pueden si quiera sacar una ganancia? Tampoco lo sé.

Lo que sí se es que la cosa no va a mejorar, para ninguno. Ni por la competencia, ni por la situación económica mundial ni por factores como la devaluación del Yuan, anunciada por el gobierno de China esta semana. Esta le dará un empuje y una ventaja importante a los jugadores locales como Huawei y Xiaomi quienes, además del impulso que han mostrado en los últimos trimestres, ahora podrán jugar con la diferencia cambiaria no sólo adentro del mercado más importante del mundo sino a la hora de exportar sus equipos a las otras regiones y les ayudará para seguir poniendo en (mayores) aprietos a los demás fabricantes en el negocio más “pecueco” del mundo.