fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Presentaciones Sin Dormirse: ¿Puede mostrar pasión por su tema? Por supuesto que si.

Catalina Valenzuela

En mi entrada anterior, sugerí leer esta presentación como una de las tantas que existen para aprender a hacer presentaciones. Esa presentación me gusta porque en menos de 30 minutos uno puede empezar a aprender a hacer presentaciones más efectivas. Además me gusta porque muestra como lograrlo teniendo en cuenta cuatro consignas: 

1. Que la presentación tenga sentido

2. Que la presentación tenga estructura

3. Que la presentación sea simple (pero no simplista)

4. Que la presentación sea ensayada y ensayada. De eso ya hablé un poco en mi entrada anterior.

[youtube UlDWRZ7IYqw nolink]

 

En esta entrada me voy a concentrar en como darle sentido a una presentación. Por darle sentido a una presentación quiero decir entender la razón por la cual uno hace o debe hacer una presentación, más allá por supuesto de lo que pide el o la jefe. 

Darle sentido a una presentación en realidad, es meterle el corazón, el alma y el sombrero al asunto. Nada más contagioso que la pasión por el tema, el producto o el resultado. Si cierran los ojos y piensan en presentaciones memorables posiblemente la primera imagen que se viene a la cabeza es la de una persona que transmite pasión, amor por lo que está haciendo y otros sentimientos positivos. Y para eso NO se necesita una presentación en Power Point. Uno de los presentadores más exitosos, a mi manera de ver y de otros fue Steve Jobs. 

Jobs no solo cambio el mundo de los computadores, los dispositivos y los ecosistemas. Jobs cambio la forma como se presentan esos productos. Uno de sus secretos que además, dicen, permeaba todos los productos Apple era su PASION. Si Jobs era una apasionado de su trabajo, de sus productos y de su marca. Y presentaba de pie contando una historia, mirando al público, como un gran actor. Solo que el no actuaba.

Todas las personas que presentan charlas en TED son modelos de pasión. Parte fundamental de dar una charla es ser UN o UNA apasionado del tema, del asunto de la idea. Vean algunos videos sobre los temas que le emociona y aprenda de expositores que logran apasionar al más escéptico (que es SU público cuando le toca dar una conferencia después de almuerzo o justo antes del cierre del evento)

Otros presentadores apasionados: ese profesor o profesora que le movió la aguja en el colegio o en la universidad, ese jefe o jefa que le ayudó a convertirse en el o la profesional que es hoy enfin piense en el modelo, incluido Jobs. Piense en los diferentes estilos de esas personas, que podría hacer o no. 

Pero cada uno tiene que ponerle su propio estilo. Si su estilo y el de su organización es informal, cree una presentación acorde con ese estilo. Recuerde lo que usted dice y hace en una presentación es parte de la cultura corporativa. Y si su estilo es formal, eso también vale. 

Acuérdese además que su público tiene ahora más distracciones que nunca, entre el Ipad, el Blackberry, Iphone o similares y el vecino. Entonces muéstrele su pasión.

Pratique a contar su cuento sin Power Point, sin Keynote, solos ud y el espejo. Muéstrese su pasión para después mostrarsela al mundo.

La próxima entrada será sobre como estructurar una presentación de 15, 30 o 45 minutos sin perder la pasión.