T-Mobile es un proveedor de telefonía celular en Estados Unidos. Una de sus características más interesantes es “disrumpir” la forma de hacer negocios y de acercarse al usuario. Hace cuatro días lanzó el plan “sin contrato” y el “un carrier”. 

En Hispanicize, un evento de contenidos digitales realizado en Miami, tuvimos la oportunidad de hablar con Gabriel Torres, vice presidente para el mercado hispano T-Mobile. La compañía lanzó dos estrategias que responden directamente a las quejas y sugerencias de los usuarios hispanos y queríamos entender un poco mejor de que se trataban.

La primera estrategia es eliminar el contrato. Ellos la llaman el “anti contrato” y es básicamente que si uno tiene un plan con T-Mobile y le conviene ese plan pues ese será su plan de por vida mientras sea cliente de la compañía. El plan por supuesto incluye 4G y datos ilimitados. Este ha sido y seguirá siendo mi plan por lo menos por los dos siguientes años que es lo que dura la promoción.(no me lo paga T-Mobile, valga la aclaración)

La segunda estrategia, “libertad de compañía celular” consiste básicamente en que T -Mobile paga las penalidades por cambiarse de contrato, incluidos los costos asociados a dispositivos.  Además este programa sirve para los dispositivos personales y los corporativos.

También me enteré de otras maravillas que se pueden hacer siendo cliente de T-Mobile: el streaming de música no cuenta como uso del plan de datos, hay servicio de roaming gratis en más de 160 países incluyendo por supuesto a México.

Adicionalmente, T-Mobile ha hecho acuerdo con Microsoft y GoDaddy para ayudar a profesionalizar los pequeños negocios. Estos son los negocios típicos de la comunidad hispana: negocios de barrio, servicios profesionales o similares. 

A mi me intriga un poco cuando las compañías salen con estos programas “tan buenos“. No sé si es mi educación que me inculcó la duda metódica, o haber crecido entre ” de eso tan bueno, no dan tanto” o simplemente que no es posible, hacer plata “regalando” plata.

De acuerdo a datos suministrados por la compañía, desde que se empezaron a implementar “estrategias disruptivas” hace un par de años, T- Mobile ha añadido más de 12.5 millones de clientes y solo en 2014 añadió 8.3 millones.  Estos datos muestran que la gente se cambia de operador cuando percibe y recibe beneficios. 

Quiero usar este caso, a manera de ejemplo de como una empresa que transa en Bolsa, que debe responderle ante todo a los accionistas decide apostarle a cambiar, a innovar. T-Mobile rompe una vez más con la práctica, lo que se usa en su mercado. Y eso seguro le traerá muchos beneficios en el futuro.  T-Mobile muestra una vez que si es posible”darle la vuelta” al negocio y ganar más clientes y más participación en el mercado.  

Vamos a ver si esto desata “una batalla” entre los proveedores de servicios o no.  A lo que no hay que ponerle bola de cristal es a la necesidad de innovar y de responderle a los clientes con paquetes de servicios innovadores y que solucionen sus necesidades. Innovar o morir sigue siendo la premisa.

Danos tu opinión

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Catalina Valenzuela

About Catalina Valenzuela

Maestra y estudiante perpetua. Intrigada por la interacción entre la tecnología y la educación. Cree que todos y todas se merecen una educación de calidad. Edupreneur. Lectora voraz. Exploradora de comida interesante con sabor a casa y a mundo. Mamá y esposa.

Category

Sin categoría