fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Nadie Hará Plata con Windows Phone (Android es el Camino)

Samir Estefan

A pesar del trabajo y el esfuerzo que ha venido haciendo Microsoft desde la salida de Steve Ballmer – y que ya empieza a arrojar resultados interesantes en diferentes áreas – no todo el mundo parece estar convencido de la estrategia de la compañía. Uno de los casos más intrigantes es el de Huawei, la Aplanadora China que viene creciendo de manera desproporcionada en el mercado de smartphones y que hoy por hoy está en el Top 5 de los fabricantes de dispositivos móviles a nivel mundial (estamos regalando un par de sus teléfonos, ya vieron la mecánica del concurso?). 

A comienzo del año, la compañía anunció que estaba trabajando en un dispositivo que podría correr tanto Android como Windows Phone. Un dispositivo enfocado en el mercado norteamericano y que sería el primero en su especie. Para Microsoft fue un éxito mediático pues incluir dentro de su portafolio de partners a uno de lo más grandes fabricantes de smartphones era la posibilidad de comenzar a competir de tú a tú con Android.

Lamentablemente la dicha duró poco y meses después la compañía abortó el proyecto, sin dar mayores explicaciones. Hasta Ahora. En una entrevista con el Seattle Times Joe Kelly, la cabeza de International Media Affairs de Huawei, dijo:

“No hicimos nada de dinero en el teléfono con Windows Phone. Nadie ha hecho plata con Windows Phone”.

El comentario no ha llegado en un buen momento, más si se tiene en cuenta que Microsoft permite el uso de Windows Phone de manera gratuita en dispositivos de bajo costo pero cobra a las compañías que usan Android en sus dispositivos (si, Android, el de Google. Acá está la explicación) y que a la par con Huawei, compañías como Lenovo y ZTE se inscribieron en el programa a comienzos del año pero no hemos visto en realidad tracción de parte de ellos tampoco. 

El escenario es un poco extraño pues si bien Windows Phone tiene una participación mínima de mercado a nivel mundial, el sistema operativo está entre los favoritos del público en América Latina, llegando a ser #2 en varios países de la región. Huawei se ha caracterizado por producir equipos de bajo costo, cada vez con mejores especificaciones técnicas, enfocados precisamente en mercados emergentes como el nuestro y en el papel la unión de Microsoft y Huawei parecía el primer paso para que el primero pudiera ampliar la oferta de productos que utilizan su plataforma y para que el segundo pudiera diferenciar sus productos de la competencia con un sistema operativo diferente y con mayor potencial de crecimiento. 

Ahora bien, creo firmemente que este escenario puede cambiar radicalmente si lo que Microsoft nos muestre en Enero de Windows 10 es suficientemente poderoso y atractivo tanto para los consumidores como para los OEMs. Y aunque no sé si Huawei vuelva a enamorarse de la plataforma, creo que aquellos que producen computadores y dispositivos móviles podrían llegar a repensar su estrategia de seguir con Android – que al fin y al cabo no les ofrece la experiencia unificada en todas las plataformas – y desviarse hacia un modelo integrado en toda su línea de dispositivos electrónicos. Amanecerá y veremos, como dicen por ahí.