Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Mil Fabricantes Producen Smartphones. Sólo Uno se Queda con el 92% de las Utilidades del Mercado

Samir Estefan
  • El 14 julio, 2015
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Si quiere entender la dinámica del mercado de smartphones hay que mirar no sólo market share sino otras variables. El más reciente estudio del mercado de smartphones de Canaccord Genuity tiene unos datos interesantes sobre el mercado, cifras que lo ponen a uno pensar en por qué algunos de los más de 1.000 fabricantes – si, hay más de MIL fabricantes de smartphones en el mundo – tienen la estrategia que tienen. 

De acuerdo al análisis, y a pesar de tener una participación en ventas de tan solo 20%,  Apple se lleva el 92% de las utilidades del sector, Samsung con el 15% y el resto pierden plata (lo que compensa el 7% de “exceso” de la suma Apple + Samsung). El número de Apple subió de 65% hace un año y de 50% hace 2, mientras que el de Samsung bajó de 25% hace un año y de 50% hace 2. 

La razón no está tanto en la cantidad de dispositivos vende – aunque la cifra es importante – sino en el margen que cada uno de ellos le deja a la compañía. A diferencia de Samsung, Sony, HTC, Motorola y Microsoft (que le dijo adiós al mercado de móviles bajo su modelo actual la semana pasada) el grueso de las ventas de Apple se concentran en la parte superior de la pirámide.

De acuerdo a Strategy Analytics, al precio promedio de venta de los iPhone fue de USD 659, USD 60 más que el año pasado gracias a (1) la introducción del iPhone 6 Plus y (2) la poca diferencia entre las versiones de 16GB y 64GB (la de 32GB fue eliminada). Eso es USD 659 vs USD 185 que corresponde al promedio de venta de un smartphone Android. Lo más raro es que a pesar del incremento en ventas, Apple vendió 43% más smartphones en el primer trimestre de este año, que los que vendió el año pasado.

No todo es ventas, no todo es market share. A veces, hay que mirar las utilidades.