fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Microsoft no podrá competir con Apple en la era post-pc

AWaldraff

Cuando Tim Cook hablaba de la era post-pc en la presentación del nuevo iPad, omitió un detalle muy importante. El hablaba de una nueva era en donde el PC no es el centro de nuestro mundo digital. Pero muchos sabemos que ademas estamos pasando del mundo de Microsoft al mundo de Apple. Durante las últimas dos décadas, Microsoft ha dominado a su antojo el mundo digital a través de Windows, pero este dominio va a terminar muy pronto, justamente a manos de Apple. 

Hace algunos días decíamos que la suerte de Microsoft dependía en buena parte a la incapacidad de Google de ejecutar un buen proyecto de tablet con su plataforma Android. Profundicemos un poco mas en las implicaciones del dominio de Apple en los tablets.

En tecnología el patrón de comportamiento se repite contínuamente, pasamos de la aparición a la adopción, al crecimiento, a la dominancia, a la caída, a la irrelevancia y finalmente a la obsolescencia. La sostenibilidad de las empresas de tecnología, en general, está dominada por un factor principal; entrar a tiempo en un mercado. El gran problema es que para entrar en un nuevo mercado, generalmente es necesario atacar primero los productos mas exitosos de la compañía, para poder dedicar recursos a desarrollar los nuevos productos. Muy pocas empresas han logrado hacer un cambio de estos de manera exitosa.

Apple logró cambiar completamente su modelo de negocio a partir de una pequeña semilla, el iPod. Este dispositivo nunca compitió directamente con el núcleo de los productos de Apple, los Mac. Para cuando iOS empezó a competir con el Mac, algunos años después, ya la fuente de ingresos mas importante de Apple eran los dispositivos iOS; iPhone, iPad e iPod Touch. Para Apple no será un problema grave desaparecer poco a poco su linea de Mac hacia futuro.

Para Microsoft, la historia es muy diferente. Ya una vez fallaron en su empeño de innovar en este espacio, cuando el gigante de Redmond creó toda una versión de Windows para Tablet PCs, y lo hizo con el mismo código anticuado y complejo que le “permitía” a los usuarios comprar, por un precio muy superior, el mismo PC que ya tenía con una funcionalidad adicional soportada por un stylus. El resultado fue un fracaso rotundo.

Ahora bien, ante la llegada del mundo post-pc, Microsoft podría tomar dos caminos muy diferentes. Podría hacer un producto completamente nuevo, moderno y simple, y posicionarlo y crecerlo aprovechando la adopción correlacionada con su plataforma ya existente. O podría tratar de exprimirle hasta el último centavo a la plataforma actual de Windows, cambiandole el look, pero dejando la misma base por detrás. Y tristemente, Microsoft escogió esta segunda opción y esta será la razón por la cual están camino a fracasar rotundamente.

Microsoft no cree en la simplicidad. Para ellos simplicidad es un problema de interface de usuario y no de concepción estratégica. La única manera para que la plataforma Microsoft florezca, es acabando con la compatibilidad con versiones antiguas de su software. Así que mientras su competencia arranca de cero, Microsoft estará cargando con 2 décadas de equipaje.