Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


La TV en 3D no pegó

Andrés Waldraff
  • El 10 julio, 2013
  • Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

techcetera - posts - imagenes - 3DTV

Sucedió a finales de los 70’s. No recuerdo el nombre de la película, ni de los artistas, y tengo una vaga memoria de la trama. Lo que no se me olvida es el momento en que por primera vez fui a cine a ver una película en 3D. La película en sí, era malísima, pero no estábamos allí para ver la película, íbamos a ver los efectos especiales en 3D. Avancemos 3 décadas y media hacia adelante y podemos tener esta misma experiencia, o déjeme me corrijo, tener una mejor experiencia, en la sala de la casa. La TV en 3D llegó para quedarse.

Al menos esa es la promesa que nos hacen los vendedores de los almacenes de electrónicos, cuando nos muestran el dispositivo, que obviamente por su costo algo mas elevado, les produce una comisión mas alta. En los almacenes se comercializan dos tipos de tecnología para la TV en 3D. Por un lado están los que soportan alguna de las tecnologías para lograr imágenes estereoscópicas y usualmente requieren que los usuarios usen unas gafas especiales para el efecto. De otro lado están los televisores de tecnología autoestereoscópica que hacen lo mismo pero no requieren las gafas. La ventaja recae sobre el primer grupo por una razón muy simple, estos dispositivos soportan una imagen tradicional en 2D con una mucho mejor imagen que el segundo grupo.

Y es allí donde encontramos el problema de la TV en 3D. Los usuarios que tienen televisores con esta capacidad usan esta tecnología de una manera muy limitada. La BBC, por ejemplo, anunció no hace mucho que una de las razones para detener la expansión de su programación hacia el 3D es que tan solo la mitad de los 1.5 millones de ingleses que tienen un TV en 3D en su hogar, vieron la transmisión de la apertura de los Juegos Olímpicos de Londres en el 2012 en 3D. Una razón similar anunció ESPN para cancelar la transmisión de algunos eventos en 3D. No conozco las estadísticas de consumo de video 3D en las videotiendas, pero no creo que tengan unas ventas realmente significativas.

Las razones para no usar la TV en 3D son muchas. La principal es que, dicen algunos usuarios, la TV en 3D les causa mareos, dolores de cabeza y molestia en los ojos. Según algunos estudios, la visión no está preparada para trabajar largos periodos bajo los efectos de tener que alinear 2 imagenes que se encuentran levemente desalineadas y de tratar de acomodar la posición y la fuente de ciertas imágenes cuando las mismas no corresponden. Otras razones están sustentadas en una selección de contenido realmente limitado.

Creemos que la TV en 3D seguirá siendo una tecnología de nicho, especializada para ciertas aplicaciones y para ciertos usuarios, pero no se trata de una tecnología ganadora en la sala de nuestras casas. En una guía reciente de compra de nuevos TV, decíamos que en general la TV en 3D no vale la pena y que es mejor llevar la experiencia a la pantalla del cine, donde es posible ver la ocasional película y contenido a un costo mucho menor.