Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

3 Comments

La acusación contra prácticas anticompetitivas de Google podría afectar a Android

Andrés Felipe Sánchez

La noticia está hoy en todas partes. La Comisión Europea ha acusado oficialmente a Google de prácticas anticompetitivas en Europa. El detalle preciso de la acusación es la de haber favorecido los resultados de su propia máquina de comparaciones en Google.

¿Cuál es el problema?

Dice la Comisión, que Google pone sistemáticamente de primero entre los resultados de las búsquedas a su servicio de compras por comparación. Mientras a las demás máquinas de compras por comparación, Google les aplica ciertas condiciones y restricciones, a su propia máquina, no.

El ejemplo citado por la comisión es ”Froogle”, la primera máquina de comparaciones que lanzó Google y que competía en igualdad de condiciones con los demas servicios. Froogle fue un fracaso, justo porque no recibía beneficios de la máquina de Google, dice la Comisión.

Así que Google, para arregar el problema, renombró el servicio y lo lanzó posteriormente como “Google Product Search” y “Google Shopping”. Estos servicios han crecido muy por encima de la media de sus competidores.Y dice la Comision Europea que esta conducta de Google tiene un impacto negativo en la competitividad y la innovación, pues los usuarios no están viendo los resultados mas relevantes en sus búsquedas. De la misma manera, argumenta la Comisión, los competidores de Google han perdido el incentivo para innovar, pues sin importar la calidad de su servicio, siempre aparecen por detrás de Google en los resultados de búsqueda.

¿Qué va a suceder ahora?

Estas situaciones requieren un debido proceso que incluye acusaciones, descargos, investigaciones y apelaciones y van a tomar varios años en resolverse. Pero el punto crítico es que es muy probable que la investigación se amplíe al sistema operativo Android y a la forma como el mismo se integra con los servicios de Google.

Desde luego es posible que luego de investigar, la comisión abandone el caso. Ya existe un precedente de este tipo, cuando en 2007 este mismo organismo investigó a Apple por las prácticas sospechosas con iTunes. Pero la sensación generalizada entre los expertos es que este caso se parece mas a un sonado caso que promovió la Comisión contra Microsoft en el año 2004 y que terminó cambiando el panorama de la industria de los navegadores.

Recordemos que tras este caso, Microsoft tuvo que pagar una cifra millonaria de multas y a liberar versiones “unbundled” de sus productos para el mercado europeo.

¿Cuáles pueden ser las implicaciones de esta investigación?

Desde luego, es un poco temprano para conocer los castigos que impondría la Comision Europea. En últimas, la multa es lo de menos. El verdadero efecto estará en la manera como Google quede obligado a ofrecer su servicio. Hay una buena probabilidad que la empresa tenga que modificar sus algoritmos, o peor aún, hacerlos públicos.

Los efectos de una descisión de este tipo podrían cambiar para siempre la industria del mercadeo digital, generando una nueva ola de innovaciones. Recordemos que tras el sonado caso contra Microsoft, Explorer tuvo que dejar de ser el navegador “por defecto” en Windows y de esa decisión se potenciaron proyectos como Firefox, Chrome y Opera, que son navegadores mucho mas versátiles y rápidos.

Igual que como le sucedió a Microsoft en su momento, Google podría perder su foco estratégico. Esto lo pondría en grave peligro en un momento en el cual está siendo amenazado por nuevos participantes en el mercado de las propagandas online. Facebook es el enemigo obvio, pero hay muchos otros que están innovando en este espacio.

La preocupación es que la defensa de su negocio afecte negativamente a Android. Google ha desarrollado este sistema operativo, bajo la premisa de que le ayuda a potenciar su negocio mas importante. La investigación o una decisión negativa podría llevar a Google a vender o a abandonar el proyecto y dejaría a millones de usuarios en el limbo. Acepto que estoy dibujando un escenario apocalíptico, pero no por ellos deja de ser posible. En especial teniendo en cuenta que Android no es un generador de ingresos significativo para la empresa.

Cómo mínimo veremos un cambio rápido en los resultados de las máquinas de búsqueda de Google, lo cual podría potenciar, o afectar, a algunos servicios y websites, en su posicionamiento digital.