Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Internet y la música ¿Amigos o Enemigos?

Staff TECHcetera

La historia de la industria musical en internet ha sido bastante contradictoria. Por un lado, el artista quiere hacer llegar su música a la mayor cantidad de gente posible. La gente, por el otro, quiere escuchar a las canciones de sus artistas favoritos y poder encontrar cantantes/grupos del género musical que más les agrade.

Para lograr estos 2 objetivos…

antes” se requería una gran logística de distribución y una inversión fuerte en acetatos, cassettes y CDs, etc. Y es aquí donde aparecen las disqueras ó sellos discográficos, una excelente solución que funcionaba bien para su momento. Y ahora voy a explicar por qué escribí “funcionaba”.

Con la aparición de internet personas naturales como Rebecca Black  (en este caso, lo de artista lo dudo) con más de 29 millones de visitas en YouTube y Justin Bieber han salido a la luz sin intermediarios, ya sea porque llegaron a su público objetivo ó encontraron patrocinio. Sin embargo, lo interesante acá es que encontraron un medio no tradicional para llegar a su objetivo, saltándose estos intermediarios centralizadores y controladores de su trabajo, democratizando así la industria musical. Claramente los objetivos de las dos partes ya se cumple con internet como intermediario.

Entonces, ¿Qué están haciendo las empresas discográficas para frenar su caída al vacío? Yo encuentro las siguientes 2 cosas,

  1. Continuar con su lucha eterna en contra de los servidores y servicios (peer to peer) de archivos compartidos como Napster, Kazaa, Megaupload, Rapidshare, MediaFire, (…ahora estoy escuchando que están metiendo a la misma bolsa) Dropbox, Skydrive y el hoy liberado Google Drive. Claro, como todos sabemos, estos servicios permiten cargar toda la discografía de nuestro grupo favorito y compartirla con el mundo.
  2. Tratar de crear y/o promover leyes que regularicen del contenido en internet (SOPA / PIPA) y que podrían afectar radicalmente la forma como interactuamos actualmente.

¿Será que Megabox representaba el cierre definitivo de estas empresas discográficas? No lo sé. Lo que si sé, es que debe haber un cambio grande en este modelo de negocio. Ya existen algunas ideas,

  • Grooveshark propuso un modelo bastante novedoso, pero criticado y no apoyado por AppStore (creo que dentro de poco, lo podrían apagan también… adivinen … las disqueras).  
  • iTunes, excelente opción.
  • Google Play.

Pero el verdadero enemigo de la industria no es internet, es la piratería, y ésta siempre va a existir, por lo que el modelo debe cambiar de raíz y, por qué no, aprovechando esta plataforma (hasta ahora enemiga). Ya se intentó incorporar mecanismos de seguridad para evitar las copias muchas veces y no funcionó. Es hora de que empecemos a idear una nueva forma de comercialización musical que realmente funcione. Y cuando la encuentre, me verán en las noticias!!!