fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Hay algo más “creepy” que el Selfie-Stick

Samir Estefan

El Selfie-Stick es una maravilla. De eso ya hablamos hace unos meses. Lamentablemente ante el abuso que los usuarios le han dado al adminículo, varias entidades y lugares – museos, arenas deportivas y conciertos – han prohibido su utilización.

Sin embargo, la razón principal por la que se creó el selfie-stick sigue vigente: el personaje que viaja sólo y quiere salir en las fotos que toma. Ahora, alguien muy recursivo ha decidido ir más allá y agregar un toque de “humanidad” y “compañía” al selfie-stick.

Y es que “nadie quiere parecer estar sólo” (dice la introducción del dispositivo). Con ustedes el Brazo-Selfie-Stick:

Por eso, este producto crea la ilusión de alguien que le está tomando fotos al usuario y quien le extiende la mano. Ya nunca aparecerá sólo (o sóla) en sus fotosgrafía. 

Jejeje. Los artistas que crearon el dispositivo, Justin Crowe and Aric Snee, lo han hecho más como una burla del creciente fenómeno del selfie-stick y del “narcisismo” que ostentan los usuarios que parecen requerir validación de todos sus actos, al postearlos en internet. Sin embargo, el proyecto parece haber logrado aceptación entre un público específico y podría convertirse en un adminículo real.