Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Hablemos de los Dual Screen de Microsoft

Hablemos de los Dual Screen de Microsoft
Samir Estefan

Corría el año 2012 cuando Microsoft sorprendió a todos, pero especialmente a OEMs, con el lanzamiento del Surface. Las primeras impresiones fueron positivas, incluso de parte de aquellos críticos de la compañía. Y, sin embargo, en el único lugar donde pegó el Surface fue en el balance de Microsoft con USD 900 millones en pérdidas.

Pero la compañía no sólo no se desanimó sino que redobló los esfuerzos con 1 tema en la cabeza: despertar de un aburrido y eterno letargo a HP, Dell, Lenovo y los demás fabricantes de PCs del mercado con una visión de hacia donde debería ir la categoría y de lo que era posible si se salían del status quo.

Tal y como lo dijimos en Diciembre de 2015, fue esa visión revolucionaria de Microsoft la que despertó al mercado. Y es gracias al Surface que los laptops dejaron de ser laptops y hoy tenemos una variedquiere ad importante de modelos, look & feels y sub-categorías como la de los 2-en-1.

La hora de los “Dual Screen”

Ayer Microsoft lanzó una tonelada de nuevos Surface . Y aunque el Surface Pro X me encantó fueron el Surface Duo y el Surface Neo los que me dejaron pensando.

Creo que con ellos Microsoft quiere repetir ese exitoso experimento del Surface original. Quiere motivar, presionar a sus OEMs a que adopten un nuevo form-factor, el de los dispositivos plegables**, en el que ve el futuro de la computación personal.

Microsoft, que perdió por completo la carrera de los smartphones (gracias a la terquedad de Steve Ballmer y su foco en Windows y en Office), ahora le apuesta a acabar con los “teléfonos inteligentes” con la introducción del Surface Duo, el Surface más pequeño y portable que se ha anunciado y que, además de estar enfocado en productividad, puede hacer y recibir llamadas.

Un Surface con 2 pantallas de 5.6″ que al funcionar en tandem crean la ilusión de una pantalla de 8.3″ (yo sé, las matemáticas son complicadas) con un grosor de 4.8mm. Para que compare, la pantalla del iPad Mini mide 7.9″. Así que es como llevar un smartphone que al abrirlo queda un poco más grande que el modelo pequeño de los iPads.

El Surface Neo, por su parte, tiene 2 pantallas LCD de 9″ que al extenderlas horizontalmente resultan en una pantalla de 13.1″, claro con un bisel en la mitad pero creo que es una implementación bastante bien lograda. El Neo tiene un grosor (cuando está abierto) de 5.6mm.

Tengo una preocupación (bueno, en realidad un par)

El anuncio de este par de equipos me pareció, realmente, emocionante. Fue el One More Thing que me quedé esperando hace unas semanas de parte de Tim Cook y que nunca llegó. Me puso a pensar, como habrán notado, en lo importante que fue el Surface original para el mercado.

Pero tengo un par de preocupaciones.

La primera es que estos dispositivos no van a llegar al mercado sino para las navidad del 2020, en un año. Y eso en el mundo tecnológico es un riesgo inmenso porque son muchos los dispositivos que se quedan en el camino.

La segunda es la dualidad de plataformas que está adoptando Microsoft con este par de dispositivos.

El Neo corre Windows 10X, una versión especial de Windows 10 pensada en dispositivos de tipo dual-screen. Pero el Duo corre Android. ¿Cuál? Ni idea. Imaginaría que Android 10 pero igual no va a salir hasta dentro de un año así que seguramente será Android 11 (que se hubiera llamado Red Velvet pero Google eliminó los nombres de postres de la nomenclatura). Lo que sí sabemos es que es Android puro. No un fork (como el de Amazon o como HarmonyOS, el de Huawei). Android con una capa de APIs encima, con un UI propio, con un modelo de integraciones completo que permita el uso de los beneficios de la plataforma Surface en un dispositivo Android.

Y ahí comienza el sancocho. Comienza para los usuarios que terminarán con equipos con Windows 10, 10X y Android conviviendo. Comienza para los desarrolladores que necesitarán incorporar en sus modelos de desarrollo otra bifurcación adicional que ahondará la fragmentación de la plataforma (android). Y comienza para Microsoft que corre el riesgo de que Duo termine siendo el Surface más exitoso y los obligue a pensar si Android es la plataforma del futuro para Microsoft, algo que Panos Panay, Chief Product Office de Microsoft negó enfáticamente con un “no, no, no, no, no” casi eterno cuando el equipo de The Verge le preguntó por la posibilidad.

“No, no, no, no, no, no, no, no. You want to give customers what they want in the form factor that they’re using. We’ve learned this — let’s put the right operating system on the wrong product or the other way around. But what’s the right operating system for the form factor? And in this case, on mobile devices, Android’s the obvious choice, But anything [bigger than] that, Windows is everything.” – Panos Panay, Microsoft

Tendremos que esperar, pues, el año para ver qué pasa con este par de dispositivos y con aquellos que los diferentes OEMs de Microsoft lancen al mercado en respuesta de ellos. Y claro, tendremos que ver qué carta se juegan compañías como Samsung, Huawei y el propio Apple en el que promete ser el año más exitoso para la computación personal desde el 2007.

 

**Hay 2 tipos de plegables en el mecado: aquellos en los que la pantalla se dobla físicamente -como el Galaxy Fold o el Mate X- y que aún no han logrado demostrar que la tecnología ya está en el punto requerido para llevarlo masivamente al mercado y aquellos de tipo Dual Screen que incorporan 2 pantallas que pueden funcionar de manera independiente o en tándem para crear un nuevo modelo de 2-en-1, más dinámico y versátil. Lamentablemente los primeros dispositivos de este tipo, como el LG G8X, no ofrecen una experiencia ni siquiera medianamente aceptable.