Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Está cansado de tener que cargar su iPhone más de una vez al día?

Felipe Lizcano

Para muchos de los críticos del iPhone, existe un claro problema en el manejo de la batería. Algunos dicen que el iPhone sería el mejor SmartPhone del mercado si no fuera porque la carga no le dura nada!

Ahora bien, casi cualquier celular inteligente, que ejecute múltiples tareas y procesos que tiendan a refrescarse constantemente sobre una red de datos 3G o 4G, va a terminar con, prácticamente, la misma carencia de energía después de un tiempo menor o igual a 24 horas continuas de uso. Teniendo en cuenta lo anterior, vale la pena revisar las opciones que existen para el caso de uso del iPhone.

Recientemente, Apple ha lanzado una carcaza que le puede proporcionar hasta un 80% de batería extra a los usuarios del iPhone (la duración dependerá de la actividad pero, en un escenario ideal, sería algo así como: 10 horas de navegación, 14 horas a nivel de llamadas o hasta 20 horas para consumir contenidos). Siguiendo el concepto minimalista de diseño de Apple, la carcaza no es extremadamente abultada pero le añade una joroba de aproximadamente de entre 7 mm – 7,1 mm al SmartPhone que, para muchos, tiende a dañar la armonía de diseño y su figura esbelta.

carcaza_con_bateria

Puede que dicha solución para muchos puristas sea como “un pañito de agua tibia”!

Así pues, si el hardware no es una opción, existen varias acciones prácticas que pueden mejorar el rendimiento de la batería del iPhone:

Para comenzar la nueva versión de iOS tiene en sus entrañas una forma de optimizar la batería en caso de emergencias. Para usar dicha función basta con: ir a Configuración-> Batería -> activar el “Modo de Bajo Consumo” de energía (en Inglés “Low Powe Mode”) el cual reduce actividades como la sincronización del email, la actualización de fondo de las aplicaciones, las descargas y algunos efectos visuales del sistema.


Si no quiere recurrir al modo rápido (paso descrito anteriormente), es necesario encontrar las aplicaciones que continuamente están drenando la batería. Para esta finalidad lo mejor es ir al menú de  Configuración-> Batería -> Consumo de batería. Lastimosamente desde dicha pantalla no se pueden cerrar o desactivar las aplicaciones que más energía consumen, pues para hacerlo se debe presionar dos veces el botón de inicio y arrastrar las aplicaciones en cuestión hacia arriba.

Otra buena práctica es desactivar de las aplicaciones no esenciales, el proceso por el cual estas tienden a refrescar datos “tras bambalinas” (en el fondo o capa no visible del sistema operativo). A tal propósito se debe hacer lo siguiente: ir a Configuración-> General -> Refrescar aplicaciones en el fondo-> Desactivar las aplicaciones que resultan ser las principales consumidoras de energía.

Generalmente si se tiene un proceso constante en el cual se sincroniza el correo de manera automática cada cierto tiempo, esto puede llegar a consumir energía en gran medida, sobre todo cuando se hace desde una red de datos 4G. Por lo mismo, vale la pena hacer lo siguiente: ir a Configuración->  Mail, contactos y calendarios-> obtener nuevos datos y elegir la opción manual para que el iPhone solamente proceda a descargar emails, cuando usted haga la petición abriendo el cliente de correo.

 

Lo mismo pasa con la actualización de las aplicaciones, las cuales vale la pena dejarlas para que solo sucedan de forma manual cuando usted como usuario lo considere conveniente bien sea porque el iPhone tiene suficiente batería, está conectado a una red WiFi, tiene acceso a una toma corriente para conectar el cargador o todas las anteriores. Para revisar lo anterior debe ir a Configuración->  iTunes y App Store y editar los detalles de la parte de las descargas automáticas y el uso de los datos móviles. También vale la pena tener el control sobre las cosas que se sincronizan con iCloud ,dado que cargar o descargar grandes volúmenes de datos también consume batería.

 A nivel de localización, los servicios que usan el GPS también suelen refrescar constantemente datos; por lo mismo vale la pena revisar bien las opciones de privacidad y determinar cuáles servicios deben estar constantemente actualizando la ubicación y, si es conveniente, que el iPhone consigne los datos de los sitios frecuentes, dado que esto genera un alto consumo de energía. Dichos detalles se pueden ajustar en Configuración-> Privacidad-> Servicios de localización -> Allí vale la pena determinar cuáles apps deben estar autorizadas, si se debe compartir frecuentemente la ubicación de la terminal (inclusive por seguridad esto no es recomendable) y cuáles servicios del sistema deben estar activos?.

Por otro lado, las dichosas notificaciones que muchas veces le salvan a uno la vida pero, en la mayoría de las ocasiones pueden llegar a desesperarlo también, igualmente pueden llegar a consumir batería en gran medida. Así pues, vale la pena revisar cuáles notificaciones realmente son necesarias y dejarlas activas; de resto lo mejor es silenciarlas en el menú de Configuración-> Notificaciones -> y, una vez allí, elegir manualmente (aunque suene a un proceso tedioso para ejecutar por primera vez) las que no son necesarias para proceder a desactivarlas.

Ahora bien, es muy recomendable que si tiene una serie de servicios activados que no se va a usar en un momento cercano, lo mejor es proceder a desactivarlos. Puede que lo anterior no suene muy cercano a la realidad de la mayoría de usuarios; por lo mismo, es bueno proceder a nombrar algunos ejemplos: cuando no se está usando el BlueTooth, WiFi o AirDrop es recomendable proceder a su desactivación para evitar que constantemente el iPhone trate de hacer una conexión satisfactoria con otros dispositivos.

airdrop Apagar los servicios que no se usan

 

Los adornos del sistema, como el fondo de pantalla en una capa bajo los iconos y alertas que dan un efecto de movimiento usando “parallax”, tienden a gastar más batería al usar los sensores para hacer la correspondiente ilusión. Así, pues, si le interesa más el consumo de energía que lo bonito que se pueda ver el entorno de iOS, vale la pena ir a Configuración-> General -> Accesibilidad-> Reducir el movimiento y desactivar la opción.

 Finalmente, algunos de los consejos generales que había dado para los usuarios de Android también aplican para iOS; para tal efecto :

    • Mantenga el sistema operativo y sus aplicaciones al día, ya que las actualizaciones suelen optimizar los procesos. Evite usar las apps gratuitas que desplieguen muchos anuncios, las cuales, constantemente, están consumiendo energía del procesador y datos “tras bambalinas” para desplegar la información de nuevos anunciantes.

    • Ser prudente y bajar el brillo de la pantalla y evitar al máximo usar aplicaciones de consumo de video, juegos, redes sociales y/o mensajería instantánea.

    • Algo que suena irrelevante, pero ayuda a extender la vida de la batería, es evitar usar servicios activados por voz.

    • Optimizar al máximo el tiempo de espera para bloquear la pantalla cuando se presente inactividad a fin de minimizar el consumo de batería (1 minuto es una medida razonable para el tiempo de espera).

Tal como lo mencionaba anteriormente, las aplicaciones de mensajería instantánea suelen ser grandes consumidores y, personalmente, suelo tener problemas con el iMessaje dado que mis compañeros de TECHcetera envían demasiados mensajes, lo cual da lugar a que mi batería esté casi a la mitad para las 10 am. Por lo mismo, cuando no se esté participando de las conversaciones grupales (debido a reuniones u otras ocupaciones) con interacciones recurrentes, vale la pena usar la función de “Do Not Disturb” para evitar los sonidos, vibraciones y otras notificaciones que gastan bastante energía.