Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El smartphone no es un disco duro, mejor use y abuse la nube

AWaldraff

Continuamente me llaman amigos y personas a preguntarme como hacen para rescatar música que tenían en su iPod y se perdió. Para este problema hay soluciones relativamente simples usando aplicaciones disponibles en el mercado. Pero la ocurrencia de este problema se debe a un error en la manera como algunos usan sus dispositivos móviles. Es importante dejar claro un concepto, ningún dispositivo movil, llámese tablet, smartphone o portable music player fue diseñado para ser usado como repositorio central de información. Si pone su información allí, la probabilidad de que la pierda en algún momento es muy alta. Es una cuestión de diseño y no de fallas de dispositivo.

Por diseño y definición, la capacidad de almacenamiento de los dispositivos móviles es relativamente baja. Y no hay una tendencia clara a aumentarla, pues es claro que estamos pasando a un modelo en donde la información esta disponible 7×24 en la nube, lo cual hace que la necesidad de almacenamiento local pierda importancia. En mi caso personal, que soy un early adopter, tengo toda mi información en la nube. Tengo un computador con solo 64Gb de disco duro (y me sobran 20 gb), y un iPhone de 16gb de memoria (y me sobran 5gb). Aunque en aquel momento la nube no era ubicua como lo es hoy, cuando Apple diseñó el iPod lo hizo pensando en que el centro de información era el computador y por lo tanto el iPod debía ser un dispositivo sincronizado. Aunque hoy el centro es la nube, el concepto básico no ha cambiado con el tiempo y se ha impuesto entre los dispositivos móviles, especialmente aquellos que están conectados a internet contínuamente.

Así las cosas el modelo correcto para usar un dispositivo móvil sigue siendo el mismo. Su dispositivo debe sincronizarse con cierta regularidad a un equipo central. Ese equipo central puede ser su computador, o puede ser un servidor en la nube. Lo importante de entender aquí es que lo que está en su dispositivo siempre es una copia de información que reside en otro lugar. Música, fotografías, archivos, películas, todo debe estar guardado de manera central en algún otro lugar. La aparición de aplicaciones como DropBox, iCloud o Google Drive han automatizado el proceso de sincronización usando un repositorio central en la nube. Es así para evitar un problema crítico, no tener la necesidad de tener todos (por lo menos 2) sus dispositivos encendidos al mismo tiempo para que se sincronicen entre si. En mi caso personal yo tengo una nube híbrida, uso servicios públicos y privados indistintamente. Ud. no tiene que hacerlo así, pero una nube privada es una posibilidad, especialmente para quienes sean meticulosos con la privacidad de su propia información.

La cantidad de información seguirá aumentando con el tiempo, es un hecho. La nube permite acceder a la información en tiempo real y de manera descentralizada, desde cualquier dispositivo. Una de las grandes ventajas de la nube, es que le permite optimizar la necesidad de almacenamiento, ud. solo sincroniza lo que necesita recurrentemente, lo demás puede dejarlo allí, en la nube, accesible cuando lo necesite pero no es una necesidad cargarlo. ¿Como aplica el modelo a la música, por ejemplo? En mi caso que soy un coleccionista empedernido de mp3, mantengo una lista de 200 canciones (mas o menos 2-3 días de consumo de música) que se rotan continuamente (cada vez que sincronizo mi dispositivo) de acuerdo a un patrón de consumo definido por mi mismo. Otras personas han eliminado casi todos los mp3, y dependen de servicios online como spotify, sonora o pandora. Algo similar sucede en mi computador con los archivos. Solo tengo guardados localmente archivos modificados en los últimos 3 meses, lo demás está en la nube, puedo encontrarlo cuando lo necesite, pero no lo necesito todo conmigo a toda hora.

Mi recomendación es que mueva su información a la nube en la medida de lo posible. Tampoco use sus dispositivos móviles como repositorios centrales de información. Desde luego cada persona tiene su propio caso de uso. Pero la conveniencia y seguridad de tener su información centralizada se sobrepone al bajo impacto de tener toda su información guardada localmente.