Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Del 4G y los celulares “flecha”

AWaldraff

© Scanrail – Fotolia.com

 

Leía ayer un artículo de Portafolio, en el que hablan de como los impuestos y el costo de los teléfonos móviles han impactado la adopción de las últimas tecnologías de comunicación. Según el artículo, basado en un estudio de la firma Deloitte, solo el 9% de los teléfonos celulares del país soportan la tecnología 3G. El estudio finalmente argumenta que los terminales siguen siendo muy costosos, y que algunas cargas impositivas hacen que el servicio se encarezca, afectando de esta manera la adopción. Lo curioso de todo lo contenido en este artículo, es según el mismo, Colombia es el país de mayor velocidad de adopción de smartphones iOS y Android en el mundo, con una rata de crecimiento del 278% en el último año. De la misma manera se habla de una cobertura de 3G del 100% del territorio nacional. Finalmente, de acuerdo a las estadísticas del MinTIC, las suscripciones de 3G han crecido un 36% en el último año. Todas estas cifras terminan por confundir al lector y al usuario.

No tengo claro si alguno de los citados está confundido o está diciendo mentiras. pero no pareciera cierto todo lo que dice el artículo. Mi percepción del mercado es que cuando hablamos en términos de adopción de equipos y terminales inteligentes, efectivamente hay una curva de crecimiento con una aceleración importante. Como cada terminal viene con una linea de “datos” uno podría derivar que efectivamente hay un crecimiento orgánico en la adopción de tecnologías 3G y que la habrá en 4G toda vez que su comercialización se abra a un mayor número de operadores. Pero, ¿de dónde aparece la diferencia en adopción de smartphones vs. lineas 3G? Mi teoría es que esta fuertemente fundamentada en el abandono de equipos Blackberry por equipos Android o iOS. 

Ahora bien, considero perfectamente plausible que tan solo el 9% de los equipos móviles vendidos en el país sean inteligentes. Que la razón esté fundamentada en precio o impuestos me deja una gran duda. Es cierto que los equipos inteligentes cuestan mas y puede ser cierto que las cargas impositivas a los planes de uso sean altas, pero no creo que la causa para una penetración de banda ancha móvil sea tan baja este fundamentada en estos factores.

Por un lado, estoy convencido de que hay un problema estructural para la adopción de banda ancha en el país. No hay verdaderos casos de uso para los estratos mas bajos de la población. La utilidad de la banda ancha móvil es percibida (y vendida) como un medio de entretenimiento en Colombia. Pero los Colombianos, en especial los de los estratos mas bajos no se entretienen a través de internet, lo hacen a través del radio y la televisión. Vuelvo a usar el ejemplo del celador de mi edificio y de mi empleada del servicio. Ellos no tienen una razón poderosa para comprar un paquete de datos con su servicio celular.  De hecho tampoco tienen una razón poderosa para comprar un paquete de servicio celular, por eso compran servicios de prepago y usan el servicio en un esquema bajo demanda, comprando los minutos cuando los necesitan. En principio tienen celular para que “los llamen”, pero evitan usar sus minutos para llamar, ese es el éxito de los esquemas de prepago. La combinación de celulares y venta de minutos en la calle, simplemente reemplazó a los teléfonos públicos.

Por otro lado, creo firmemente que los operadores tampoco han hecho un ejercicio para buscar adopción de internet entre los usuarios de menores ingresos. Uno tendería a pensar que un esquema similar de prepago para conectividad podría impulsar la adopción, como lo hizo con los servicios de voz. Recientemente he estado buscando planes de datos en prepago, para reemplazar el servicio de mi iPad que antes tenía con ETB. La realidad es que los planes de internet en prepago no son para nada atractivos. Todos los operadores venden sus paquetes prepago en esquemas combinados de capacidad y tiempo. Es decir que puedo comprar 4 gigas de navegación por una semana, pero no puedo comprar los mismos 4Gb para usarlos de acuerdo a mi consumo, en uno, dos o tres meses, de la misma manera que puedo hacerlo con mis minutos en prepago. Los Gb se vencen rápidamente, y los costos de un esquema mensual no se compadecen con el caso de uso “por demanda” de los usuarios. 

Finalmente queda la incognita del supuesto cubrimiento del 100% del territorio nacional con 3G. A menos de 40 km de Bogotá, estoy fuera de la señal de 3G de cualquiera de los operadores, ¿cómo estará el asunto en zonas rurales alejadas de las grandes ciudades?