Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Controle su seguridad y privacidad en Snapchat

Controle su seguridad y privacidad en Snapchat
Samir Estefan

A pesar de los rumores sobre su inminente fracaso Snapchat sigue siendo una de las redes sociales / aplicaciones de mensajería preferida por los niños y jóvenes.

Tal vez porque es ahí donde están la mayoría de sus amigos. O porque es ahí donde no hay un solo padre/madre fisgoneando (porque no entienden cómo funciona). O porque el hecho de que los snaps se borren una vez vistos sea atractivo en una edad donde no todo debería ser permanente o porque los filtros son fantásticos!

Sea cual sea la razón los niños y jóvenes son heavy-users de la plataforma pero, lamentablemente, no siempre entienden los riesgos de seguridad y privacidad asociados al uso de Snapchat.

Por eso hemos construido esta pequeña (pero poderosa) guía para garantizar que saben cómo proteger su cuenta, su información y sus posts dentro de la plataforma.

1. Active la Autenticación en 2 Pasos

Así como lo hemos para otros servicios y plataformas, creemos que la mejor manera de proteger su cuenta de alguien que quiera tomar control de ella es utilizar la funcionalidad de Autenticación en 2 Pasos que tiene la plataforma.

Para activarla:

  1. Abra Snapchat y haga click en el ícono de su cara/Bitmoji.
  2. Presione el ícono de Ajustes en la parte superior derecha
  3. Busque y seleccione la opción de Autenticación en 2 Pasos.
  4. Seleccione el mecanismo de verificación (SMS o App de Autenticación)
  5. Siga las instrucciones.

 2. Asegúrese de que sólo sus amigos pueden contactarlo

En el menú de Ajustes hay una sección llamada “Quién Puede….” en la que usted seleccionar quien puede contactarle, ver su historia, ver su ubicación y encontrarlo en “Añadido Fácil”.

Para configurar estas opciones ingrese al menú de Ajustes y seleccione las opción más segura, basado en su perfil, para cada uno de los ajustes. Nuestras recomendaciones son:

  • Contactarme – Mis Amigos
  • Ver mi Historia – Mis Amigos o Personalizada (si desea sólo compartirla con gente específica)
  • Ver mi Ubicación – Mis Amigos o Solo estos Amigos.
  • Verme en “Añadido Fácil” – Desactivado

3. Asegúrese que sus “amigos” son en realidad sus amigos

Hablando de “amigos” y de cómo la mayoría de los ajustes de privacidad están asociados a limitar el acceso de la información a aquellos a quienes hemos añadido a nuestra red de contactos, es importar asegurarse que los perfiles que aceptamos sean en realidad de las personas de quienes creemos son.

Los más pequeños tienen a ser los más crédulos a la hora de aceptar invitaciones de terceros porque ven el nombre o un Bitmoji parecido a la cara de un conocido, pero es importante hacerles caer en cuenta que en el mundo digital no todo es lo que parece ser.

Antes de aceptar una invitación a conectarse es importante validar que la persona que está la iniciando sea, efectivamente, la persona que creemos lo está haciendo. Esto se puede validar contactándolo por otro medio (llamada, whastapp, en físico) y preguntándole si lo ha añadido recientemente a uno.

4. Bloquee esos usuarios “nada que ver” que lo adicionan

A pesar de los controles es común ver gente que lo ha añadido a uno a su lista de amigos pero (a) que uno no conoce o (b) con quien uno no quiere compartir su información y sus Snaps. Para removerlos siga esto pasos:

  1. Abra Snapchat y haga click en el ícono de su cara/Bitmoji.
  2. Presione el botón de Añadir Amigos
  3. Busque la sección de Solicitudes y presione Mostrar Más
  4. Presione la cara/Bitmoji del contacto para ver el perfil
  5. Presione los 3 puntos en la esquina superior derecha
  6. Seleccione Bloquear, Denunciar o Ignorar solicitud de Amistad (si lo conoce y lo quiere agregar puede Añadir Amigo).

5. Vea quién toma pantallazos (Screenshots) de sus Snaps

Al comienzo Snapchat no permitía que los usuarios tomaran pantallazos de lo que recibían o veían de otros usuarios. Lamentablemente hoy es posible y dadas las limitaciones técnicas, la aplicación ahora permite (o mejor, no puede impedir) que quien recibe un mensaje o una foto pueda tomarle un pantallazo con lo cual puede preservar el mensaje y su contenido forever and ever en forma de una imagen del post, mensaje o Snap que se borra luego del tiempo límite.

Por eso es importante validar cuando alguien tome un pantallazo de lo que usted le envía. El sistema le enviará una notificación del contenido que haya sido guardado.

6. Hablemos del SnapMap

Déjeme comenzar diciendo que me encanta el SnapMap! Creo que es genial uno poder ver la ubicación de sus amigos en tiempo en real y, además, ver los Bitmoji realizando actividades relacionadas con el clima que hace en dicha ubicación o la actividad que está haciendo su dueño.

Dicho esto creo que es importante que los niños/niñas y sus padres entiendan que a menos que tengan absoluto control de los contactos que tienen en la plataforma esta información de ubicación puede ser extremadamente peligrosa.

Piense en lo que puede hacer un delincuente que sabe el nombre y apellido de su hijo y puede ver dónde está en tiempo real en todo momento.

Mi recomendación no es ponerse en “Modo Fantasma” aunque entiendo que algunos padres quisieran que esta sea el setting por defecto. Creo que con restringir el snapmap (ver punto 2. Ver mi ubicación de este artículo) a sólo amigos -o incluso a ciertos amigos- y tener certeza absoluta de que sus amigos de Snapchat son en realidad sus amigos del mundo real. Ahora bien, esto parte de la base de que sus amigos tienen sus dispositivos móviles protegidos con claves de acceso y que en caso de perderlo le avisaran a sus contactos para que estos sepan y puedan eliminar todo acceso desde el dispositivo perdido a las cuentas y servicios con las que ha decidido compartir información.

7. No mande cosas de las que se pueda arrepentir

Por último déjeme ser enfático: NO MANDE NADA QUE PUEDA PERJUDICARLO. Ni un video, ni una foto, ni un audio. Ni siquiera un texto. Todo lo que usted envíe tiene el potencial de convertirse en público, de ser guardado, compartido, modificado y abusado.

Esa foto íntima que usted le envía a su pareja puede ser usada en su contra (por un delincuente que se la roba o por esa pareja luego de que terminen su relación). Ese audio diciendo cosas comprometedoras, ese texto amenazando o burlándose de alguien. Cualquier cosa que usted envíe, así sea por medio de una aplicación encriptada end-to-end o por medio de apps que hagan que el mensaje y su contenido se borren, puede convertirse en permanente. 

La mejor manera de prevenir es, sencillamente, no hacerlo.