Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

BlueStacks: Ahora las apps para Android se pueden reproducir en Mac OS y/o Windows!

BlueStacks: Ahora las apps para Android se pueden reproducir en Mac OS y/o Windows!
Felipe Lizcano

Hasta hace algún tiempo intentar correr las aplicaciones de Android en un ecosistema de computadores portátiles o de escritorio tipo Mac OS o Windows, sonaba a una tarea difícil que requería conocimientos técnicos avanzados y, tal como decía Tomas en uno de sus artículos, era necesario todo un plan de acción con los siguientes componentes:

1. Instalar un emulador, que no es más que una pieza de software, que permite ejecutar aplicaciones en una plataforma, arquitectura de hardware o un sistema operativo diferente de aquella para la cual fueron escritos originalmente. Pero, en realidad, lo difícil no es instalarlo, sino desinstalarlo sin poner en riesgo la integridad del sistema (la información) que actuará como huésped.  Por lo mismo, es super importante tener clara “la ruta de escape” en caso  de que algo no funcione como debería o no cumpla la premisa bajo la cual se realizó la instalación. 

2. Validar la estabilidad para evitar conflictos con las plataformas originales y sus dependencias. Por lo mismo, es muy necesario hacer el seguimiento al consumo de recursos del sistema por parte de dicho emulador, para evitar que este tipo de software impida el funcionamiento óptimo.

3. Revisar la fuente para mantener la información privada como tal, ya que muchas veces este tipo de software incluye ocultas características que pueden poner en riesgo la seguridad del sistema.

Teniendo lo anterior en cuenta, decidí probar BlueStacks,  que es un emulador de Android (con buenas credenciales y recomendaciones) para usuarios de Mac OSX  y Windows, que permite instalar y correr la gran mayoría de las aplicaciones de Google Play, las cuales pueden ser usadas a través del teclado y “mouse” del PC. En lo personal, tuve problemas con el teclado físico dado que no lograba reflejar correctamente las acciones ejecutadas (todo salía en mayusculas, era casi imposible usar el “@”, números y el punto, tan necesarios para validar el ingreso a las aplicaciones). Por lo mismo, tuve la necesidad de usar el teclado en pantalla y con eso logré sobrepasar la barrera de ingreso de las credenciales de Google Play y las aplicaciones.

Ahora bien, aunque muchas de las aplicaciones corren correctamente como era de esperarse, tienen sus limitaciones a nivel de funcionalidad. Por ejemplo, la capacidad de hacer Streaming de eventos en #Periscope.

Finalmente aunque llevo poco tiempo usando BlueStacks, en general, la experiencia ha sido fluida (a veces presenta algunos achaques) e incluso tiene varias opciones de configuración (emular como SmartPhone o Tablet, idiomas y demás) para mejorarla y hacerla mas placentera! El respaldo, que suele ser el lado oscuro de los emuladores, en este caso es bastante transparente debido a la calidad de las empresa que son socias de la iniciativa. Por lo mismo, me gustaría escuchar la opinión de algunos lectores (a través del blog y las redes sociales) que lleven más tiempo de uso  de BlueStacks para validar  su calidad que, hasta el momento,  cuenta con más de 85 millones de personas a nivel mundial.