Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Apple, Es Tu Turno

Samir Estefan

A pocos días del comienzo del WWDC 2013 (toda nuestra cobertura estará aquí) el ambiente es algo extraño. Son muchas las cosas que se esperan del evento (acá está nuestra lista), pero también muchas las que no. 

A finales del año pasado escribí este artículo (link) hablando de la importancia de pasar de la defensa al ataque por parte de Apple. Se cerraba el año, se comenzaban a hacer balances (positivos para Apple en la gran mayoría de los aspectos) y nos encontrábamos en un momento en el que los rumores de nuevos productos, los cambios organizacionales y las decenas de lanzamientos del año sentaban las bases para un 2013 alucinante.
 
Y acá estamos: 157 días dentro el 2013, más de 230 días desde el último lanzamiento de producto de la compañía (si contamos el último iPad como un lanzamiento) y lo único que tenemos somos rumores, suposiciones, expectativas.
 
Ha sido un semestre inusualmente callado para Apple. Sus directivos no sólo no han dicho nada sino que se han negado a hablar de muchos temas (sólo falta ver la entrevista de Tim Cook en el D11 la semana pasada para oír una y otra vez “no me voy a referir a eso” o “no hablaré de ese tema” en más de 20 ocasiones). 
 
Apple parece estar concentrado en (a) las cortes – el Departamento de Justicia ha comenzado el proceso de acusaciones por la fijación de precios de eBooks, Apple perdió recientemente una demanda en Alemania y Samsung logró una victoria que podría llevar a la prohibición de modelos anteriores de iPhone e iPad a los Estados Unidos -, (b) el Congreso de Estados Unidos (donde Apple se defendió de acusaciones de evasión de impuestos a través de figuras corporativas “non-sanctas”) y (c) Wall Street, en donde los inversionistas han castigado la acción con una caída de más de 18% sólo en lo que va corrido del año (más de 36% desde que en Septiembre del 2012 llegará a su precio más alto) y a quienes Cook & Cia les han dado gusto con un incremento en la repartición de utilidades, una emisión de bonos y un aumento en la recompra de acciones en el mercado secundario, y no en los consumidores. 
 
Mientras que Apple ha estado quieto sus rivales se han movido como nunca, con innovación, con nuevos productos y con cambios en la manera en cómo cuentan su historia y venden sus productos. 
 
  • Smartphones como el HTC One, el Samsung Galaxy S4 y el Blackberry Z10 han acortado sustancialmente, y en algunos casos sobrepasado, la ventaja que el iPhone tenía sobre ellos. 
  • All-in-Ones como los de Lenovo o Sony con pantallas táctiles han puesto a pensar a los antiguos usuarios de iMac si quedarse en la plataforma,
  • Las tablets de Android se han comido el marketshare del iPad de la noche a la mañana,
  • Fabricantes como Sony y Samsung han creado ecosistemas incluso más completos que el de Apple,
  • Google Now y la integración de comandos de voz en Android, Chrome e incluso las aplicaciones para iOS hacen ver a Siri como una niña de 3 años, 
  • Google All Access podría convertirse en una amenaza real para el anticuado negocio de iTunes, y
  • El XBox One y el PS4 están cerrando las posibilidades para que iTV tenga un espacio relevante.
Por eso el WWDC de este año es tan importante. Quiéralo o no Tim Cook, todos estamos esperando anuncios. Y no sólo anuncios estéticos. Claro, el cambio que iOS7 traerá es algo esperado por todos. Pero las preocupaciones no se disolverán con eliminar las texturas seudo-reales en favor de un diseño más plano. El cambio debe ser fondo y debe actualizar la experiencia que Apple nos ha traído a una experiencia para la década en la que vivimos.
 
  • Espero que el gran anuncio no sea el fin del “skewmorphism (la presencia de texturas que asemejan elementos físicos del pasado en ambientes virtuales – ej: el bloc de notas que parece ser un bloc real con páginas arrancadas o el calendario que simula uno de los viejos calendarios de escritorio),
  • Espero ver una Siri más madura, más completa, más integrada, 
  • Espero que iRadio no sea un copia de lo que ofrece Pandora o Spotify o Deezer desde hace años,
  • Espero ver actualizaciones para iWork (que llevan años sin ser actualizadas de verdad), iLife, iMessage y Facetime,
  • Espero ver nuevas funcionalidades y nuevas aplicaciones,
  • Espero ver a AirDrop en mi iPad y mi iPhone
  • Espero ver mejoras y más funcionalidades a iCloud
  • Espero que los mapas por fin funcionen por fuera de Estados Unidos
  • Espero ver nuevos MacBooks – más rápidos, con mejores pantallas, con más memoria y mejores conexiones Wifi
  • Espero ver algo relacionado con un nuevo Apple TV o incluso el mítico iTV (puede ser un sneak peak),
  • Espero ver el nuevo iPhone, ojalá un iPhone 6 y no sólo una mejora incremental asociada al iPhone 5S, y
  • Sueño con que Jonny Ive nos vuele la cabeza con el iWatch.
Lo dije en Noviembre y lo reitero hoy: el 2013 no puede ser un año más de evolución. Debe ser un año de Innovación. No puede ser un año más de mantener el Status Quo. Deber ser un año para reescribirlo. No puede ser un año más de jugar a la defensiva. Debe ser el año del ataque, y a punto de finalizar el primer semestre, sería un buen momento para que Apple haga su jugada.
 
Apple, es tu turno.