fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

9 Comments

Airmail, el mejor cliente de correo para Mac

AWaldraff

Es importante decir que si no está usando Gmail, lo mas seguro es que ud. sea un dinosaurio tecnológico. En mi caso de uso personal tengo mas de una dirección de correo, motivo por el cual la interface online de Gmail no es la mejor elección. Necesito un cliente de correo, donde pueda trabajar offline y ver todas mis cuentas de manera unificada. Por principio prefiero usar las aplicaciones nativas de mis dispositivos. Así que configuré la aplicación de correo de mi Mac (Apple Mail) con mis cuentas de Gmail. Por años funcionó adecuadamente hasta la llegada de Mavericks. Desde ese instante, quienes usamos Gmail sobre la aplicación nativa de correo, hemos sufrido demasiados problemas. Sincronizaciones que no se completan, mensajes perdidos, desconexiones repetitivas, etc…

En los últimos 6 meses he intentado cuanta solución he encontrado en la red, pero los problemas siguen sucediendo. Por este motivo recientemente tomé la decisión radical de abandonar Apple Mail y probar un cliente alternativo de correo. Mi primera opción fue Airmail, y debo decir que creo que encontré la solución definitiva a mis problemas.

Primero lo primero, Airmail funciona

Airmail es el heredero de una aplicación de correo llamada Sparrow , que fue comprada y abandonada por Google hace un par de años. Siempre he pensado que es muy difícil que un tercero logre emular la capacidad de integración de su aplicación con el ecosistema y el sistema operativo. Pero este no es el problema de Airmail. No solo no he tenido que hacer ningún tipo de compromiso al cambiarme, sino que la experiencia de usar Gmail en mis computadores mejoró sustancialmente con Airmail.

En cuanto a características, es importante decir que Airmail fue diseñado con Gmail en mente. La integración que logra con la plataforma de correo de Google es casi perfecta. Desde la configuración inicial, que sucede de manera transparente con solo dar su usuario y clave, hasta el manejo de las configuraciones personalizadas, es simple.

Airmail no es diferente a las demás aplicaciones de correo, pero si es mas agradable visualmente

Airmail no es diferente a cualquier cliente de correo disponible en el mercado. Sin embargo, desde mi punto de vista es visualmente mas atractivo. El contraste de negro y blanco, la tipografía y en especial el uso de imágenes hacen la experiencia visualmente mejor que lo que uno recibe con la aplicación de Apple Mail.

También me parece adecuada la ubicación de los diferentes botones. Con Apple mail siempre ha sido algo molesta la interface con sub-folderes en Gmail, con Airmail el funcionamiento es transparente y conveniente.

La gran ventaja de Airmail son sus características.

Para mi gusto, además de la integración con Gmail, la característica mas importante de Airmail es su integración con Dropbox y Google Drive. Finalmente un cliente de correo entiende la manera correcta de enviar adjuntos. Los archivos se ponen en un sistema de almacenamiento en la red y el correo incluye un enlace al repositorio. Así se reduce la carga sobre el sistema de correo y se gana control sobre virus y malware. Airmail combina la antigua usanza, con este premisa. Para enviar un archivo, uno busca el anexo en el folder de Dropbox (o Google Drive) y lo “sube al correo”. Airmail automáticamente crea el enlace al archivo y envía el enlace. Este truco me ahorra entre 10 o y 15 segundos que es el tiempo que me toma encontrar los enlaces manualmente.

Airmail cuesta 2 dólares, no hay razón para no probarlo

Airmail vale menos que tomarse un café en Starbucks o Juan Valdez. Las ventajas de su funcionamiento y usabilidad bien valen la pena el costo adicional. Esto sin hablar de que si funciona correctamente con Gmail. En términos de puntos negativos, hasta ahora no he podido encontrar ninguna falla. Airmail hace lo que se supone que debe hacer y de paso tiene un diseño agradable. la integración con Mac OS x Mavericks es completa, no hay ningún detalle de usabilidad que me haya causado un problema hasta ahora.