ético

Queremos defender a Uber por el servicio que presta. Pero cuidado con lo que desea, las practicas de negocio de Uber pueden romper lo ético

Vivimos en un mundo que se imagina más en el Internet que en las interacciones persona a persona.