Pensando en la tecnología detrás de los TVs y su evolución, en donde rápidamente pasamos de una terminal bruta con dimensiones regordetas, con pantallas diminutas de pésima resolución a unas cajas que, literalmente, son ultra-delgadas (muy en forma), con pantallas gigantescas de definición super alta (4K) que cada vez hacen más cosas.,fácilmente advertimos que así como dichos cambios parecen gigantescos, también son enormes las aplicaciones en  el uso que se le da a los TVs. 
 
Anteriormente, dichas terminales eran principalmente para ver programas de TV por subscripción, visualizar los contenidos de un VHS o Betamax y, si ya el usuario era muy pudiente, conectarle una consola para interactuar con videojuegos. En la actualidad, los hábitos han cambiado y ya los usuarios no solamente quieren hacer lo de antes sino adicionalmente:
  • Navegar por internet,
  • Usarlo para extender el escritorio del computador personal o dispositivo móvil,
  • Escalar a una pantalla grande el escritorio de un SmartPhone, Laptop o tableta,

  • Llamar por Skype,
  • Consumir contenidos por Streaming desde NetFlix o Deezer,
  • Instalar aplicaciones,

  • Grabar contenidos del TV,

  • Controlar el TV desde un SmartPhone,

En fin, el TV, gracias a su nueva figura, lentamente se está convirtiendo en un centro de entretenimiento en donde hacen convergencia muchos dispositivos, para fomentar la productividad y el consumo de contenidos en una pantalla de buen tamaño. Para lograr eso, los fabricantes han tenido que meterle la magia a estas cajas con mega pantallas, por medio de un conjunto de códigos que controlan los procesos básicos de la terminal y permiten la ejecución de otros programas; a eso técnicamente se le llama: el sistema operátivo (OS por sus siglas en inglés).
 
Para indagar un poco más al respecto, hace unos días me reuní con LG, que hace varios meses estrenó su OS para Smart TVs, el cual, tal como ya lo había manifestado anteriormente, prácticamente LG resucitó de entre los muertos (tal como si fuera dable compararlo con el  Lázaro bíblico) y lo llevó de los dispositivos móviles a las pantallas de TV. Eso a la mayoría de usuarios los tiene sin cuidado porque, como se dice: “al final del día desde que funcione bien y de manera fluida, no es tan importante el sistema operativo”. Lo anterior tiene diferentes aproximaciones, unas más técnicas que otras, pero la verdad es que el sistema operativo 
para la mayoría de usuarios es algo transparente que ni se nota ni se entiende, pero que, cuando algo falla, es en donde se siente la diferencia.
 

Qué implica ese cambio a WebOS? 

En términos prácticos y poco técnicos, el usuario puede ver reflejado dicho cambio en:
  • Un menú desplegable en la parte inferior de la pantalla, que permite al usuario seleccionar entre la programación del TV, el contenido Smart TV y los archivos multimedia almacenados en dispositivos externos, sin tener que regresar a un menú principal.  
  • En el momento de saltar casi al mismo tiempo entre 3 aplicaciones diferentes,
  • Una conexión WiFi más estable y en apariencia con un rendimiento optimizado,
  • La búsqueda de contenidos más intuitiva y hasta las recomendaciones basadas en los últimos contenidos descargados,
  • Para los neófitos en este tipo de tecnología, los TVs tienen un asistente llamado “Bean Bird”, que puede guiarlos por el proceso de uso de las principales funcionalidades.
Aunque queda claro que la introducción de un sistema operativo como WebOS es necesaria para expandir la capacidades de un TV y hacerlo un poco más inteligente, siempre es importante revisar el caso de uso de cada consumidor, dado que este tipo de TVs tiene costo, que aunque no es muy alto, si es considerable y debe ajustarse al ecosistema usado por cada persona. Por lo mismo, mi recomendación es que antes de correr a cambiar su actual TV, reflexione sobre:el uso que le gustaría darle al aparato, y preguntarse si su actual producto es capaz de ajustarse a dichos casos de uso o si debe adquirir uno nuevo.
 
Teniendo eso claro, analice si va a hacer algo que vaya más allá de ver TV por suscripción; analice también los dispositivos que tiene y las diferentes suscripciones con las que cuenta (Netflix, Deezer…). Posteriormente, si usted realmente cree que:necesita correr aplicaciones en su TV para ir cargando un video en YouTube mientras habla por skype, twittea algo y hasta actualiza el muro de Facebook sin tener que abrir y empezar de nuevo la descarga del video inicial, entonces es posible que usted tenga el perfil del  usuario de un TV con un sistema operativo como WebOS.