No es el software tranquilos, aunque si hay bastantes cosas que iOS le aprendió a ANDORID (y viceversa antes de que comiencen a discutir).

Tampoco es algo que tenga que ver con patentes, no se les olvide mis queridos puristas de la manzana que Samsung es uno de los mayores proveedores de Apple, por ejemplo en un iPhone 7 la compañía de corea del sur provee, la pantalla, los chips de RAM y los chips de procesamiento, de hecho toda la serie A de procesadores de los iPhone es creada por Samsung.

Este mismo diseño se mantiene y mantiene a través de los años.

 

Ahora piense eso cada vez que vea cifras de ventas en las que “Apple aventaja a Samsung”, y que de los 549 USD que vale un iPhone 7 básico 219.80 USD corresponden a cosas hechas por los mismos creadores de un Galaxy S8. Esta relación tan estrecha entre los dos gigantes debe enseñar mucho de lado y lado y no debe quedarse tan sólo en un cordial trato entre amigos, porque si bien Samsung ha sido acusada en no pocas veces de infringir ciertas patentes de Apple, lo cierto es que la compañía de Cupertino ha copiado algo aún más importante de su rival. EL MODELO DE NEGOCIOS.

El primer gran aprendizaje vino de la mano de la Samsun Galaxy TAB, una tableta que usaba Android y que tenía un tamaño de pantalla de 7 pulgadas, al respecto Steve Jobs dijo: “These are among the reasons we think the current crop of seven-inch tablets are going to be DOA, dead on arrival. … Sounds like lots of fun ahead.” Años después el iPad Mini, de 7 pulgadas fue uno de los productos más vendidos de la compañía y el “aprendizaje” apenas comenzaba.

Cuando el iPhone 4 comenzó a sufrir por lo problemas con su antena y Jobs dijo que la gente simplemente “ lo estaba agarrando mal” varias personas lo cuestionaron sobre por qué no hacía la pantalla más grande dándole a esta el espacio que necesitaba para funcionar bien y que andaba en sincronía con las opciones del mercado, a lo que simplemente Jobs respondió “No one is going to buy a big phone”. El futuro terminó demostrando lo mucho que nos gustaban las pantallas de más de 5 pulgadas, el iPhone 5 y 5s y posteriormente el 6 y siguientes fueron la respuesta a este aprendizaje de la compañía de Corea del Sur.

Mini, J, Lite y demás variaciones. Samsung creo este ecosistema de terminales.

Hay este y otros tantos ejemplos a lo largo de la historia de Apple, hasta que llegamos a su ecosistema de teléfonos de hoy, en el que desde el SE, el 6s el 7 7s y 8 no son sino el reflejo de muchas propuestas en las que Samsung es pionera, sus lineas mini, flagship y las extensiones de marca como la serie J o la Serie A. No olvidemos que por ejemplo el iPhone 8 mantiene el mismo diseño del iPhone 6 un teléfono de 2014 y todos se venden al tiempo, no es que quiera mantener vigentes terminales viejas es que como Samsung, busca escalar al cliente a través de diversas opciones, rendimiento y precios. Si a lo anterior, sumamos, tantos otros movimientos como el watch, el lanzamiento del iPhone X como flagship que se diferencia radicalmente del resto de la gama y la renovación de su OS en bases tan frecuentes todo queda claro, Apple, le compio a Saumsung, su modelo de negocio.

¿Qué opinan? 

Andrés Felipe Sánchez Cano 
@innovandres

  • Rodolfo

    Te equivocas, pues también ha copiado diseño y software. El iPhone X es una mezcla de galaxy y essencial phone por fuera, con gestión multitasking y de notificaciones similar a galaxies de antaño. También han copiado la carga inalámbrica, NFC, fast charge, y de Android el wallet, Chromecast y miles de cosas más.

Andrés Felipe Sánchez

About Andrés Felipe Sánchez

Máster en Creatividad e Innovación, fotógrafo consumado, todo en este mundo surgió de una buena idea. Fanático de la astronomía y la buena ciencia ficción, guitarrista frustrado, aún juego con legos y colecciono hotwheels. Soy un firme creyente de que la tecnología, si se entiende y usa bien, acerca a las personas de maneras interesantes y creativas. Actualmente soy director estratégico digital para una marca de bebidas.

Category

EDITORIAL

Tags

, , , , , , , ,