fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Ya no usamos la cámara para tomar fotos

Ya no usamos la cámara para tomar fotos
AWaldraff

El espacio de las fotografías en internet puede ser uno de los mas vibrantes y dinámicos de la industria de la tecnología. Aplicaciones como Instagram y Snapchat, dos de las mas populares del planeta, basan su estrategia sobra la posibilidad de compartir imágenes. Google también se la ha jugado por ese espacio, rediseñado Google Photos, posiblemente la mejor aplicación para administrar fotos personales.

Apple también entiende que este espacio es estratégico. Pero el abandono de iPhoto y de Aperture, para lanzar Apple Photos, ha sido un fracaso completo. Recientemente me encontré con este artículo, que se viralizó en internet, y que explica muy bien mi frustración con Photos.

Ya he hablado de los problemas de esta aplicación en el pasado. Como dice el artículo que mencionaba antes, Photos es un fracaso porque Apple no entiende cómo estamos usando la fotografía móvil. El paradigma de la cámara fotográfica ha cambiado.

La fotografía móvil responde a cambios de comportamiento humano, especialmente entre los millenials. La cámara del smartphone es un espejo. Nos tomamos fotos para verificar si estamos bien vestidos, si tenemos comida en los dientes. La cámara del smartphone es un dispositivo de memoria. Le tomamos foto a un aviso con información que queremos recordar mas tarde. La cámara del smartphone es un sistema de archivo. Tomamos una foto a un recibo, para llevarlo a nuestros registros personales. Ahh, y a propósito, la cámara de nuestro smartphone también es una cámara fotográfica.

El asunto es que Apple Photos, la plataforma que debería ayudarnos a administrar la complejidad de todos estos usos cree que únicamente usamos la cámara para guardar recuerdos personales. Apple necesita integrar inteligencia a la administración de las fotografías. Si la usamos como dispositivo de memoria, debería integrarse con la aplicación de notas que usemos. Si funciona como un espejo, debería permitirnos eliminar la foto de inmediato. Si es un sistema de archivo, la fotografía debe seguir un workflow apropiado para su uso.

Entretanto, nuestra librería de fotografías sigue inundada de fotografías que no son fotografías. El desorden se toma la plataforma y ante la frustración, abandonamos cualquier intento de administrarla. Apple, no es suficiente que nos avises si una fotografía es una selfie. Queremos mas. ¡Es hora de ayudarnos!