Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Un mundo virtual hasta con matrimonios!

Felipe Lizcano
  • El 31 octubre, 2013
  • Diseñador, especialista en gerencia de diseño, con conocimientos en neuro-marketing y automatización de procesos. Aficionado a investigar sobre el impacto de la “usabilidad” en la interacción entre el ser humano, las tecnologías y el ambiente. Dividido entre: el mundo corporativo y el de la comunicación.
En la actualidad la tecnología ha cambiado bastante los hábitos de los seres humanos. Ya el juego no es lo que era antaño: reunirse con varios amigos en un campo abierto con algún tipo de balón o, en su defecto, en la sala con un buen juego de mesa. Ahora con el auge de los juegos online ya ni siquiera es necesario coordinar con los amigos. Sólo basta conectarse a una red como al de Xbox Live y, seguro en cualquier momento del día o de la noche, gracias a los husos horarios, se va a encontrar uno o más compañeros de juego de Norte América o del continente Asiático (en donde sus gentes tiene adicciones serias a los video juegos).
 
En el campo corporativo, debido al creciente tráfico vehicular causado por la falta de vías, el número ascendente de automotores que empresas y particulares adquieren constantemente y  la  miopía de algunos burgomaestres (como últimamente ha ocurrido en Bogotá), y por muchas otras razones  relacionadas con  el concepto de “Home-Office” (tele-trabajo), numerosos ejecutivos han optado por realizar reuniones virtuales usando sistemas como Skype, Google HangOuts, FaceTime y otros… con el fin de coordinar temas laborales sin la necesidad de desplazarse físicamente a otro lugar. Esto realmente ayuda a optimizar el tiempo y la productividad (lo digo por experiencia propia).
 
En el campo de los trámites los gobiernos están reaccionando para hacerle la vida más simple a los ciudadanos; ya no es necesario hacer todos y cada uno de los tramites de manera física y presencial; algunos ya se pueden hacer por internet (cuando no requieren demasiada parafernalia en cuanto a sellos y autenticaciones). En el caso colombiano, como bien lo decía Andrés Waldraff anteriormente, en su artículo sobre: El estado actual de los trámites de gobierno en línea: “Los directores y funcionarios de la iniciativa de Gobierno en Línea han hecho un extraordinario trabajo, pero estamos aún lejos del paradigma del cero papel y de los trámites desde un computador y sin salir de casa”. “Para la muestra un botón”: en las últimas dos semanas intenté tramitar “un certificado de antecedentes disciplinarios” ante la fiscalía pero, lastimosamente, aunque el procedimiento para hacerlo online existe, la página siempre esta caída. Como dicen por ahí “eso es como tener mamá pero muerta”.
 
Ahora bien, en el campo personal y, especialmente en el sentimental, la tendencia muestra que cada vez el ser humano recurre más frecuentemente a la vida online para lograr objetivos que no se logran suplir físicamente. Por lo mismo, muchos juegos de roll en-línea incluyen actividades como casarse o divorciarse. Pero en la actualidad, las cosas se están saliendo de un simple juego: ya muchas parejas tienden a integrarse por medio de video chats o en encuentros fortuitos que después desembocan en propuestas virtuales (por redes sociales como YouTube), tarjetas de invitación online y hasta el mismo matrimonio virtual.
 
He aquí algunos ejemplos (que se encuentran en redes sociales como YouTube) que son criticados por muchos pero alabados por todos aquellos que no encuentran una cabida en el mundo físico por razones geográficas, restricciones de ley y hasta por sus mismos gustos.
 
Propuesta de matrimonio
 
[embedvideo id=”-W6-3-_FhFw” website=”youtube”]

Tarjeta de matrimonio

[embedvideo id=”j8cTgNyqLFw” website=”youtube”]

Explicación del rito de matrimonio virtual

[embedvideo id=”4myvP5PbZmY” website=”youtube”]