Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Uber va más rápido de lo que creemos

Uber va más rápido de lo que creemos
Samir Estefan
  • El 19 agosto, 2016
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Mientras que en Argentina una jueza tiene bloqueado el pago de Uber por medio de tarjetas de crédito nacionales (y por ende ahora Uber recibe Bitcoins en el país Austral como medio de pago) y en Colombia el Ministro de Transporte busca conseguir una orden judicial para bloquear la aplicación de la compañía porque dice que es “ilegal”, Travis Kalanick y su equipo siguen empeñados en liderar la disrupción digital del transporte terrestre en todo el planeta. 

Prueba de ello son 2 noticias que hemos conocido el día de hoy, gracias a la gente de Bloomberg, y que ponen en perspectiva las ambiciones reales de la empresa:

1. De acuerdo a Bloomberg Uber ha adquirió, de manera sigilosa y por cerca de USD 700 Millones, a Otto – un startup de apenas un año de vida que ha desarrollado una tecnología con la que se puede convertir prácticamente cualquier camión en un vehículo autónomo capaz de conducirse por sí sólo.

Otto es la creación de Anthony Levandowski – el ex-jefe del proyecto Google Car – y Lior Ron – el ex-jefe de Google Maps y su tecnología se ve así: 

Es claro que esta adquisición tiene 2 fines: la primera: incursionar en el tema de transporte logístico y de carga, un mercado en el que actualmente no participa la compañía, y la segunda: complementar el desarrollo de vehículos autónomos con los que se puedan reemplazar miles (o millones?) de conductores humanos en todo el planeta.  

2. Y ahí es donde viene la segunda noticia. Uber ha confirmado que a partir de mes – y por ahora sólo en Pittsburgh, Estados Unidos, comenzarán a rodar sus Vehículos Autónomos, vehículos como el que ve abajo de este párrafo, que no necesitan de un conductor para funcionar sino que al igual que el Google Car funcionan de manera autónoma e individual. 

Son unas camionetas Volvo XC90equipadas con decenas de sensores, cámaras, lasers, radars y equipos de GPS desarrolladas bajo un acuerdo de ambas compañías en el cual se espera que antes de finalizar el año haya cerca de 100 unidades rodando por las calles estadounidenses y europeas. 

Si bien los vehículos tendrán, por ahora, un “humano acompañante” que por ahora servirá para tomar nota del funcionamiento del vehículo y para tomar control en casos excepcionales, la verdad es que los vehículos no necesitan de ningún humano para su operación.