Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


Tiene usted una Dieta Balanceada de contenidos digitales?

Tiene usted una Dieta Balanceada de contenidos digitales?
Samir Estefan
  • El 12 marzo, 2018
  • Evangelista Tecnológico / Consultor Empresarial en temas de Transformación Digital y Software Asset Management / Conferencista Internacional / Blogger

Hablábamos esta mañana de los algoritmos de YouTube (y en realidad de las redes sociales) con los amigos de La Tertulia de RCN. La charla comenzó por un interesante articulo de opinión publicado en el New York Times llamado “YouTube, el gran radicalizador” en el que se su autora expresa su preocupación por cómo la plataforma, en su afán de mantener a los usuarios pegados “un videito más” escala el nivel de extremismo de los videos que aconseja a los usuarios cuando terminan de ver un video.

Y es que lo que ha ocurrido en estos 10 años de existencia del social media es que hemos alimentado a los algoritmos con nuestras preferencias sin ningún tipo de filtro. Hemos, además, ido cerrando el cerco a lo que nos gusta y nos parece interesante y desechando aquello que no (estoy hablando de las cámaras de eco, se acuerda?). Y hemos demostrado que en el medida en que nos muestren más de lo que nos gusta, más tiempo estamos dispuesto a pasar en una plataforma (y por ende más plata puede generar esa plataforma de nosotros).

El problema es que las redes sociales son como la droga. Al comienzo un poquito es bien, pero con el paso del tiempo necesitamos más para que ese shot de dopamina nos genere felicidad e interés. Y ese “más”, parecen haber aprendido los algoritmos, se da con el nivel de radicalización del contenido. Por eso los seguidores de Trump están convencidos que todos los inmigrantes los quieren matar, los seguidores de Petro creen ciegamente que el sistema está en contra de ellos y que hay trampa en todo, los de Uribe ya ven la inminente hambruna del castro-chavismo (se acuerdan que “la far” iban a comprar votos por doquier?) y para los de Ordoñez cualquier persona que se vista de rosado es ya un sodomita homosexual degenerado.

Y los anunciantes – en especial los grupos radicales y aquellos con intereses políticos – se han aprovechado de esto para crear contenido que alimenta ese miedo (el miedo vende, no se le olvide) y para vitalizarlo.

Qué hacer para no caer en la trampa? Qué hacer para salirse de las cámaras de eco? Qué hacer para no ser parte del problema que alimenta este modelo?

Lo mejor es tener una “dieta balanceada” (a nivel digital). Una mezcla de fuentes de diversas tendencias y visiones, que uno haya podido validar no son #FakeNews sino que cumplen con estándares estrictos de validación de lo que publican (porque no se le olvide que el Efecto Perverso del Social Media #2 es la proliferación de las mentiras). Una mezcla de fuentes que le permita a usted crear su propia opinión sobre los temas que le gustan, de manera educada y letrada, de forma autónoma y enriquecida con diferentes opiniones. Y no darle click, like o share a cualquier cosa que le aparece en la pantalla.

Porque de lo contrario lo único que veremos es cómo el radicalismo (en todo sentido, desde la política hasta la discusión de si la pizza hawaiana es bien o mal) crece y crece, en gran parte alimentado por la ignorancia derivada de solo consumir contenido que ahonda nuestras creencias, sin que podamos tener discusiones civilizadas.

No se le olvide. La verdad es generalmente la unión de visiones diferentes. Y para sobrevivir en este nuevo mundo hay que alimentar bien – y balanceadamente – no solo su cuerpo sino su cerebro.