fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Textear mientras se maneja es una epidemia de proporciones catastróficas

Textear mientras se maneja es una epidemia de proporciones catastróficas
Samir Estefan

En los últimos años, en varios países del mundo, ha pasado algo extraño: las estadísticas de accidentes de tránsito, que mejoraban poco a poco gracias a mejoras en la infraestructura vial, carros mejor equipados, aumento de controles policiales y campañas de educación (especialmente en lo relacionado con los peligros de conducir embriagado) han comenzado a subir.

En Estados Unidos, en Europa, en Asia y en gran parte de los países de América Latina hemos comenzado a ver un repunte en la cantidad de accidentes de tránsito y, de la mano, en la cantidad de personas lesionadas. 

Qué puede estar ocasionando el aumento? Que no somos capaces de dejar de usar nuestros smartphone mientras conducimos. 

Las estadísticas no mienten. Una persona que textea (o realiza cualquier actividad en su teléfono) mientras maneja tiene 20 veces más probabilidades de sufrir un accidente que aquellos que no lo hacen. 

En 88 de cada 100 viajes realizados, el conductor se distrae – al menos una vez – con su smartphone

Un nuevo estudio de Zendrive publicado en días pasados ha logrado demostrar que en el 88% de los viajes realizados, los conductores se distraen con sus teléfonos móviles. 88% es una cifra alarmante. Y más cuando se tiene en cuenta que por cada hora de manejo, los conductores se distraen en promedio 3 minutos y medio. 

De acuerdo a un estudio Car and Driver Magazine si usted debe frenar de repente, su tiempo de reacción será de 0.54 segundos. Si va leyendo un correo o mensaje en su teléfono ese tiempo se incrementa en 0.12 (es decir 22% mas) segundos y si está escribiendo, la demora es de 0.87 segundos (161% más).

Eso quiere decir que en un vehículo que anda a 56 km/h el impacto de leer un mensaje representa 11 metros adicionales, mientras que el de escribir es de 21 metros adicionales de camino. Y esto es solo desde que el conductor se da cuenta de que debe frenar.

Tan solo en Estados Unidos se pierden mas de 6 mil vidas al año en accidentes en los que se comprueba que el uso de dispositivos móviles jugó parte activa en el accidente.  

Escribir mientras se maneja se ha convertido en una epidemia. Y no es un tema solo de los jóvenes porque como ya hemos dicho los jóvenes NO son los mas adictos al social media

Tal vez la solución a esta epidemia sea la automatización de los vehículos pero mientras estos se masifican tenemos que entender que muchas veces distraernos con nuestros smartphones mientras manejamos es peor que manejar en estado de embriaguez.