fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Spotlight: el compañero ideal para presentaciones!

Spotlight: el compañero ideal para presentaciones!
Felipe Lizcano

En la mayoría de las ocasiones, cuando se va a dar una presentación es necesario contar bien sea con un colaborar encargado de pasar las diapositivas o una especie de mando remoto para hacerlo uno mismo (de esa forma suele ser más seguro y confiable dado que nadie conoce mejor el contenido que el mismo presentador) y, así, sincronizar lo que se dice con lo que se muestra en la proyección.

 

Así las cosas, contar con una herramienta como el Spotlight de Logitech puede llegar a ser muy útil cuando se requiere un contador de tiempo, un puntero para señalar, hacer zoom o resaltar algún contenido de los que aparecen en pantalla en el transcurso de la presentación.

 

 

¿Qué hay en la caja del Spotlight?

 

Es común que para la mayoría de usuarios de tecnologías no tan conocidas o emergentes, sea de  gran importancia conocer la presentación y los componentes que vienen incluidos en el paquete de venta al público en las tiendas. Por lo mismo, a continuación vamos a hacer el tradicional destape del Spotlight para presentaciones de Logitech.

 

 

El proceso de instalación es bastante simple, se conecta la USB que viene incrustada en el Spotlight  (el cual además sirve como receptor inalámbrico de 2.4GHz) y, posteriormente, es necesario seguir el paso a paso que se va mostrando en pantalla.

 

Una vez terminada la configuración ya no es un problema no llegar a contar con un puerto USB disponible en algún momento del tiempo, ya que el Spotlight se puede emparentar vía Bluetooth con el ordenador.

 

Paso 1 para configurar el Spotlight

 

Después es necesario configurar las acciones de los botones.

 

Configurar las acciones correspondientes a cada botón del Spotlight

 

Además de la función de apuntador, el Spotlight se puede usar como una especie de Mouse inalámbrico al oprimir el botón asignado hasta que el icono de la flechita aparezca. En ese punto, es posible moverse libremente a través de la pantalla y al soltar el botón, la flechita desaparecerá. Al oprimir el botón de nuevo, será posible ejecutar el equivalente a la acción de clic de un Mouse para casos de uso tan especifico como darle play a un video incrustado en la presentación.

 

Vale la pena aclarar que, es posible configurar algunas otras acciones como resaltar secciones, hacer una especie de zoom para ampliar lo que se está señalando, o mostrar un circulo al rededor del apuntador. Además de eso, al hacer una especie de clic sostenido en los botones de avanzar / retorceder es posible blanquear la pantalla, devolverse en la presentación, hacer scroll hacia arriba / abajo, subir o bajar el volumen o, de ser necesario, configurar una especie de macro o combinación de teclas.

 

Otra opción muy importante, es la de configurar una cuenta regresiva para siempre terminar a tiempo las presentaciones, bien sea porque el Spotlight va a vibrar cuando el tiempo haya terminado o porque el conteo se mostrará en pantalla hasta llegar a 0.

 

Lo destacable acerca del Spotlight

 

  • El diseño es elegante, simple y muy puntual (no tiene cosas de sobra),
  • Funciona casi como un mouse inalámbrico con algunas funciones extra útiles para las presentaciones,
  • Es posible configurar una especie de macro o combinación de teclas al hacer clic en los botones,
  • El rango de acción es hasta de 30 metros,
  • Una vez configurado es posible emparentarlo vía Bluetooth para no ocupar un valioso puerto USB.

 

Lo mejorable acerca del Spotlight

 

  • Hay que instalar paquetes de software extra,
  • Es un poco costoso,
  • No es muy útil cuando en ambientes diferentes al de las presentaciones.
  • En Mac OS, el software debe desinstalarse desde el correspondiente desintalador desde /Applications/Utilities/ dado que no basta con simplemente eliminarlo de la carpeta de aplicaciones,
  • El receptor es todavía es USB-A en una época en donde varios ordenadores sólo tienen puertos USB-C.

 

¿Conclusión sobre el Spotlight?

 

El Spotlight puede ser realmente útil para todos aquellos expertos en algún tema que suelen hacer presentaciones frecuentemente y necesitan controlar PowerPoint, Keynote o similares de una forma elegante, sencilla, agradable e intuitiva por medio de eso 3 botones con funciones programables.

 

Ahora bien, aunque la experiencia de uso es muy placentera, el costo es un poco elevado y, por lo mismo, es posible que los presentadores novatos que no necesitan funciones sofisticas y tienen un ecosistema con la suficiente convergencia puedan llegar a utilizar el smartphone y/o wearable para suplir las funciones de mando a distancia sin necesidad de comprar un hardware adicional.