fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Siete reglas: de una maestra para ustedes

Catalina Valenzuela

Entre la multitud de información que leo a diario, por trabajo y por placer, me encontré con las siete reglas de oro para que los maestros utilicen tecnología en su clase. Me gustan estas reglas porque resumen en siete puntos lo que he leido en otras partes y porque proponen unas ideas interesantes sobre el uso de la tecnología en el aula.

Las reglas que propone la maestra son estas:

  1. No guardar la tecnología en un cuarto: principio básico de la tecnología hoy en diciembre de 2011. La maestra propone usar computadores portátiles, muchas clases hoy posiblemente usarán Tablets que son más livianas y aprovechan mejor el material gráifco disponible. Además cada día son más baratas (¿baratos?).
  2. La tecnología no es efectiva sin entrenamiento: Esto parece ser una verdad de a puño en el mundo de la educación y la tecnología. Los maestros necesitan recibir entrenamiento antes de lanzarse al agua (como todo el mundo en realidad). Esperar que los maestros utilicen la tecnología sin recibir desarrollo profesional es simplemente un sueño.  Por ahi leí (les debo la fuente) que sólo el 15% de los maestros de un colegio de educación media típico en USA utiliza los computadores en más de 5 lecciones a la semana. Hagan las cuentas y la tecnología es básicamente un gasto inoficioso.
  3. La tecnología móvil se amplía: La idea es que se deberían poder usar todos los dispositivos disponibles. Esta propuesta es gustadora sobretodo teniendo en cuenta que le ahorraría a la institución comprar sus propios aparatos. Sin embargo, esta es mi idea menos favorita. La política TSAP (Traiga Su Aparato Propio o BYOD en inglés) tiene complicaciones innecesarias sobre la seguridad del internauta y  la administración de la red interna.
  4. La palabra clave empieza con M (M de miedo): La profesora plantea el Miedo en diferentes niveles y claramente los descarta con argumentos fuertes. Yo ligo el miedo básicamente a lo que viene con lo desconocido. Para reducirlo hay que hacer desarrollo profesional continuo. También hay que permitirle a los maestros y maestras experimentar con la tecnología. No sé puede perder el miedo sin tirarse al agua. Y otra cosa: los maestros y maestras son irremplazables, como lo discutí en una nota anterior (link nota futuro II).
  5. Las herramientas tecnológicas no son una moda: En realidad puede que las herramientas cambien, como bien lo saben los emprendedores tecnológicos. Las habilidades del siglo XXI son precisamente eso: tener la capacidad de aprender a aprender, el cambio será continuo. Y aprender asuntos nuevos e incluso a usar nuevas tecnologías es pan de cada día como todos los lectores de este blog lo saben.
  6. El dinero no es un problema: (¿o si?) La profe dice que en su escuela ese no ha sido un problema pero muestra con un ejemplo como en una escuela con la que trabaja si es un problema, o no? En la Web existen muchas herramientas gratuitas. eficientes y adecuadas par el uso en la clase como por ejemplo Twitter y otras muchas (miles) más. El problema puede ser de hardware y de conexión de Internet. Y eso porque ya se anuncian Tablets a precios increíbles
  7. Invitar a todas las partes interesadas:  Los estudiante, los padres, los administradores del sistema y de la institución y los maestros y maestras por supuesto deben tener voz y voto en el tema del uso de la tecnología. Los estudiantes en general saben más de tecnología que los adultos, y ese es un activo que debe aprovecharse. Los alumnos deben ser los promotores de esas nuevas tecnologías. ¿Quién sino los estudiantes se enteran de las nuevas herramientas? Los padres,porque son ellos los que pagan en muchos casos la adopción tecnológica y porque hay una necesidad genuina de saber qué pasa en la clase y porque ellos también tienen mucho que aprender. Los administradores del sistema y de la institución porque deben facilitar el uso de la tecnología a todo nivel en su escuela o colegio. Y los maestros porque son ellos los que van a “hacer magia” con la tecnología sobretodo si se cumple la regla No. 2.

 

Estas reglas son más bien ideas. Ideas sobre qué pasa cuando la tecnología se empieza a utilizar en el salón de clase, y se espera que se emplee en todas las lecciones. No se deben esperar milagros, la tecnología no es la panacea. Por usar computadores en el salón, los estudiantes no serán más inteligentes, las pruebas de estado no mejorarán y la calidad de la educación no se dispara. Los computadores son una herramienta que le permite a los maestros ser más creativos para incluir todos los estilos de aprendizaje, todas las inteligencias y para promover las habilidades necesarias para que los estudiantes sean ciudadanos del siglo XXI.