Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Si está en México, Perú o Chile piense 2 veces antes de piratear

Samir Estefan

Luego de 5 años de intensas negociaciones multilaterales, esta semana se conoció que Australia, Estados Unidos, Nueva Zelandia, Canadá, Singapur, Vietnam, Malasia, Japón, México, Perú, Brunei y Chile han llegado a un acuerdo final en lo que se conoce como el Acuerdo Asociación Trans Pacífico (TPP).

Y aunque el acuerdo tiene como finalidad promover el comercio entre estos países por medio de la creación de la zona de libre comercio más grande del planeta, un pequeño artículo (conocido gracias a una filtración de Wikileaks) ajusta las reglas en materia de protección de derechos de propiedad intelectual y crea una puerta para que los gobiernos participantes tengan acceso a unas bases de datos de usuarios de internet sin necesidad de una orden judicial. 

Con base en el acuerdo los proveedores de internet ubicados en los países participantes estarán obligados a revelar la identidad de aquellos que violen o vulneren los derechos de autor de alguna persona o compañía. 

En otras palabras, si usted es aquellos que piratea música, películas software o cualquier otro elemento por medio de una conexión a internet – bien sea usando sistemas de torrents o utilizando aplicaciones como Popcorn Time, su proveedor de internet estará obligado a informar de sus actividades y a prestar el apoyo necesario para que usted sea identificado y pueda ser multado o judicializado según sea el caso. 

El tema es aún más complejo pues los gobiernos han accedido a “establecer un procedimiento judicial o administrativo” con el cual se combata la piratería como un delito con repercusiones civiles y penales y cambia el discurso de uno en el que se ha venido buscando eliminar la oferta con uno en el que además se castiga la demanda. 

Así que ya sabe, si está en México, Perú o Chile (o cualquiera de los otros 9 países miembros del TPP) piénselo 2 veces antes de piratear no va y sea que termine en la cárcel por compartir cosas que no son suyas.