Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top


¿Se acuerda cuando alquilaba películas de betamax en la esquina del barrio?

Andrés Waldraff
  • El 4 agosto, 2014
  • Geek de corazón, pero administrador de profesión, estoy sentado en la confluencia entre los negocios y la tecnología. Soy emprendedor e inversionista. Hoy dedico mi tiempo a mi mayor pasión, impulsar la innovación empresarial a través del emprendimiento. Me puede encontrar en Twitter como @awaldraff

Cuando estaba soltero el “plan romántico” con mi novia, si no había mucho dinero o ganas de salir, era alquilar una película. En aquella época, en Bogotá al menos, había tiendas de alquiler de películas en todos los barrios. En el mío la tienda se llamaba *Betamovie*. Mas adelante apareció la primera empresa seria dedicada al alquiler de películas, Betatonio, que posteriormente desaparecería también, a manos de Blockbuster.

Esta fue una industria que cayó rápidamente en desgracia, afectada por nuevas tecnologías que hacían mas conveniente la experiencia de alquilar películas. El problema, para los usuarios y las tiendas, siempre fue el limite en inventario de películas disponibles para alquilar. Los usuarios difícilmente encontrábamos alguno de los títulos mas populares disponibles en el almacén. Y la tienda, para mejorar sus índices de rentabilidad, imponía límites y multas en el tiempo que un cliente podía tener la película en su poder. Era cuestión de tiempo para que la digitalización, que elimina de raíz el problema del inventario, tomara posesión del mercado.

Alternativas modernas a un problema antiguo

El sábado pasado en la noche, sin ningún plan en especial, pensábamos con mi esposa que sería chévere alquilar una película. No supimos ni donde, ni como, hacerlo. Para una persona que vive en nuestros países de Latinoamérica, las alternativas legales son limitadas. Netflix tiene disponible su servicio en Latinoamérica por planes que inician en 14 mil pesos (7 dólares) al mes. El problema con Netflix no es de precio. La selección de contenidos en Latinoamérica es bastante limitada y sobre todo tenemos la restricción de velocidad de lo que aquí llamamos (mal llamado) ”banda ancha” que afecta bastante la calidad del servicio. En especial afecta a hogares que estén conectados por debajo de 10 megas de velocidad.

La otra opción disponible es el Pay per View de las compañías de cable, que tienen una selección aún mas limitada de contenidos y un costo un poco mayor. En nuestro caso, tenemos además acceso a la tienda de Apple en USA a través del Apple TV, en donde hay una muy buena selección de películas, pero sufre del mismo problema con la insuficiencia de la banda ancha en especial para contenidos en alta definición.

Por esa noche decidí no ir por ese camino legal y atacar el problema desde otro ángulo.

La innovación proviene de los lugares mas obscuros

Hace unos meses había leído algunos artículos acerca de la aplicación de la tecnología BitTorrent a la distribución de contenidos audiovisuales. BitTorrent es, desde luego, una de las tecnologías mas usadas por los piratas de contenidos, pero también tiene aplicaciones legales. Si quiere saber mas sobre la tecnología BitTorrent, vale la pena leer este artículo. En cualquier caso, el sábado decidí ponerme mi sombrero de geek y probar un par de aplicaciones que usan BitTorrent como medio de distribución de contenidos.

Opcion 1: TorrenTV
TorrenTV

De las dos aplicaciones que probé, TorrenTV es la menos pulida, pero es la que terminé usando para mi experimento. TorrenTV no es muy diferente a un cliente de torrents como lo pueden ser Transmission o utorrent. Pero tiene un par de detalles adicionales. El primero es que tiene la capacidad de transmitir el contenido del torrent que esta bajando directamente a su Apple TV usando el protocolo Airplay. El segundo es que al finalizar recoge lo bajado y borra completamente sus huellas.

La interface es aún muy manual y arcaica. El usuario abre la aplicación y la alimenta con un torrent. En donde encontrar el torrent se lo dejo para que lo investigue ud. mismo. Tenga en cuenta las leyes y regulaciones aplicables en donde vive. El asunto es que usando TorrenTV pudimos ver una película recién liberada en el mercado, en formato de alta definición, sin ningún contratiempo. El algoritmo funciona perfectamente, hay que decirlo.

Hay un par de detalles a tener en cuenta. El primero es que no es posible detener la película, retrasarla o adelantarla. El segundo es que si detiene la película, tendrá que volver a empezar desde el inicio. Esto se debe a que la aplicación aún está en un beta muy inicial. Casi como una prueba de concepto que funciona perfectamente.

Opción 2: Popcorn Time
popcorn time

Al final no usé Popcorn Time por un detalle técnico interno, pero de las dos aplicaciones es la mas pulida. Tiene un front-end que recuerda mucho a Netflix y se encarga sola de esa ”búsqueda obscura” que TorrenTV no hace. Encontré la mayoría de los títulos que buscaba y funcionó sin contratiempos en las pruebas que hice.

El problema que tuve para no usar esta aplicación es que el computador que usé para las pruebas es algo viejo y no me permitió pasar la imagen a mi televisor. A diferencia de TorrenTV, Popcorn Time no soporta nativamente el protocolo Airplay. En principio y con un Mac mas reciente que el mío, que seguramente soporta Airplay, todo debería funcionar correctamente.

Cual aplicación es mas conveniente? Hay que decir que estamos muy al principio de esta tecnología. Su legalidad claramente está en entredicho. Así que recomiendo mantenerse alejado todavía. Concluyo que estas aplicaciones no están listas para su uso masivo, pero muy pronto lo estarán. La tecnología de torrents y sus aplicaciones legales van a ofrecer alternativas reales a muchos problemas usuales en países que como los nuestros tienen una defunción de banda ancha mas bien cuestionable.