fbpx
Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

One Comment

Requiem por un Gigante

Requiem por un Gigante
Andrés Felipe Sánchez

Era septiembre de 2007, el mes en el que me graduaba de la universidad. Muchas personas llegaron con detalles, grandes y pequeños todos dados con el corazón, (bueno creo que  la camiseta del Deportivo Cali, no tanto) y por último había una caja de apariencia extraña, cuando lo abrí adentro había algo aún más extraño, un celular, pero más bien parecía una calculadora o un computador muy pequeño, en una época en la que los mejores teléfonos eran los más pequeños, el hecho de encontrar semejante “panela” era algo rarísimo, se trataba de un BlackBerry, específicamente el muy bello y azul BB 7230.

De ahí en adelante fue amor a primera vista, tuve la fortuna de probar muchos de los mejores dispositivos de la marca canadiense, siguieron la 8700c,  Pearl 8100 (no digan que no se enamoraron de ese modelo), la Flip 8220 (una muy bella clamshell), la Bold 9000, la famosa Torch 9800 (que amaba por bella y odiaba por mala) y hasta hace no tanto tiempo tuve la Curve 9320. Me quedaron en el tintero un Z10 y la Priv, además que en cada apartamento al que iba me quedaba fascinando viendo una Porsche Desing.

“Dame tu pin” se convirtió en una frase común, descargar apps de la tienda también. Escribir a velocidades  absurdas era  una habilidad vital para vivir en el mundo de entonces, y  además era impensable no comprar el “polarizador” para la pantalla, ¿qué tal que los demás vieran lo que escribíamos? .  Fueron buenas épocas, pero una arquitectura cerrada, la falta de una plataforma de entretenimiento adecuada y una serie de fallos en calidad y modelo de negocio tenían ya desde hace varios años a la empresa contra las cuerdas.  De nada sirvió la actualización de la plataforma a Blackberry 10, ni tampoco el Priv su primer Smartphone que con Android, porque hoy el presidente de Blackberry , John Chen, informó que la compañía dejará de fabricar teléfonos y se centrará en el software.  Hasta acá llegaron sus teclados, sus íconos, el blackberry Messenger, y ese tono particular del despertador (bueno eso quizás no lo extrañemos tanto ).

Quedan las lecciones, como han leído en Techcetera el mercado actual de smartphones es muy competido, la innovación obliga a generar valor cada vez más rápido y cada vez más cool. Algunos de nosotros te extrañaremos y otros tantos dirán “se veía venir” en todo caso este es un pequeño homenaje al otrora gigante. 

“Enviado desde mi Blackberry”

Andrés Felipe Sánchez

@innovandres