Oportunidades de la Computación Cuántica a nivel de defensa? | Techcetera
subir
Computación cuática a nivel de defensa

Oportunidades de la Computación Cuántica a nivel de defensa?

Indudablemente, a nivel de Computación Cuántica, a futuro se pueden generar grandes cambios en muchos verticales como las finanzas, logística, criptografía y hasta a nivel de defensa, campos en donde se requiere procesar grandes cantidades de datos (millones de millones) no estructurados de la manera más rápida posible.

 

Pues bien, tradicionalmente, un ordenador suele representar los datos por medio de “bits” en un sistema que construye todo a través de largas secuencias numéricas de “0” o “1”  pero ¿Qué pasaría si los datos pudieran tener más opciones de representación?

 

Un bit cuántico o “qubit” puede tener la combinación de información: “0-0″,” 0-1″, “1-0” y “1-1” al mismo tiempo! Eso eleva de manera exponencial las capacidades de cualquier máquina permitiéndole hacer una cantidad inmensa de cálculos de manera simultánea.

 

Computador cuántico de IBM

Computador cuántico de IBM

 

Los computadores cuánticos o supercomputadoras juegan un papel importante en el ecosistema de la computación cuántica proporcionando la potencia de procesamiento y el almacenamiento necesarios para realizar simulaciones y análisis cuánticos complejos necesarios para entrenar y optimizar modelos de aprendizaje automático cuántico.

 

Dichas supercomputadoras integran muchos (muchísimos) CPUs y GPUs para lograr un rendimiento excepcional, tanto que son capaces de realizar labores que a un computador común y corriente le podrían tomar el equivalente a 30 años, a una máquina como estas lo podría hacer en una hora.

 

 

Qué casos de uso existen para los computadores cuánticos a nivel de defensa?

 

La computación cuántica podría tener las siguientes aplicaciones en el campo de la defensa:

 

  • Mejorar la seguridad de la comunicación y la protección de la información confidencial. Hasta para descifrar los datos de acceso de los enemigos,
  • Para desarrollar simuladores más precisos y detallados de escenarios de combate, con el fin de ayudar en la preparación, entrenamiento de las fuerzas militares y en la evaluación de diferentes estrategias y tácticas.
  • Mejorar la precisión tanto de los sistemas de guía de misiles como para desarrollar los sistemas de defensa antimisiles.
  • Generar sistemas de detección de minas terrestres o de de radiación más sensibles.
  • Analizar grandes conjuntos de datos e identificar patrones y tendencias que puedan ser útiles para la toma de decisiones estratégicas militarmente.

 

Representación de un computador cuántico

Representación futurista de una serie de un computadores cuánticos

 

Ahora bien, “no todo es un jardín de rosas” cuando se habla sobre los casos de uso de la computación cuántica a nivel de defensa?

 

Es importante tener en cuenta que la computación cuántica es una tecnología que todavía se encuentra en una etapa temprana de desarrollo y depuración, por lo mismo, existen varios riesgos a nivel de:

 

  • Una excesiva dependencia de la AI que pueda llevar a la disminución de las unidades humanas de las fuerzas militares, lo cual, en caso de un hackeo o intrusión podría aumentar el riesgo o vulnerabilidad en caso de una ciberguerra.
  • Nada es infalible ni inviolable, por lo mismo, siempre existe el riesgo latente de la infiltración y/o el espionaje.
  • Los sistemas cuánticos suelen ser muy sensibles y requieren unas condiciones muy especificas para funcionar, por lo mismo,  pueden ser afectados por el medio ambiente en el campo de batalla, en donde se requiere un alto nivel de confiabilidad y robustez.
  • La tecnología cuántica es muy costosa y requiere un gran nivel de inversión en I+D (investigación y desarrollo), lo cual, genera un gran obstáculo para su adopción en los países en vía de desarrollo y, por consiguiente, una brecha aún mayor entre los estados que han podido lograr usarla para su beneficio y los que no.

 

via GIPHY

 

Felipe

Geek (no periodista) apasionado. Escribo sobre tecnología de consumo (smartphones, PCs y gadgets), apps, servicios, AI, conectividad y otros. Cuando me invitan, hablo sobre el impacto de la tecnología en el ser humano y el ambiente.