Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

No hemos visto el futuro de la TV, pero sabemos que vendrá a través del Apple TV

AWaldraff

Es muy posible que estemos minimizando el alcance del anuncio de Apple de ayer. El lanzamiento del nuevo Apple TV, o mejor del tvOS, puede ser un momento tan importante para la historia de la tecnología de consumo, como lo fue la aparición del iPhone.

Como aparato, concuerdo con muchas opiniones; el Apple TV no tiene mucho de novedoso. Es un set-top box como cualquier otro, que se conecta a su televisor via HDMI y tiene un puerto ethernet que permite conectarlo a la red de su casa y desde allí al mundo, via internet. Me atrevo a asegurar que el software que corre sobre el Apple TV tampoco sea un diferencial importante sobre la competencia; Android TV, Fire TV o Roku ya permiten hacer mucho de lo que hace el nuevo Apple TV. Inclusive el hecho de que necesite almacenamiento local o no soporte contenidos 4K, suena a un retroceso para Apple.

Considero que lo verdaderamente estructural e importante del anuncio, es la llegada de tvOS. tvOS, para introducirlo, es un nuevo sistema operativo especializado para las grandes pantallas. Lo que queremos y esperamos que suceda con tvOS, es que permita a los desarrolladores aprovechar el potencial de nuestros televisores, para ofrecer casos de uso nuevos y diferentes. El lema original del App Store, ”Hay una aplicación para eso” aplica perfectamente para el tvOS.

El televisor fue inventado para consumir contenidos, no para otros menesteres propios de un computador o dispositivo móvil

A raíz del anuncio he leído algunos comentarios plenos de escepticismo. Dicen que el televisor fue inventado para consumir contenidos, no para otros menesteres propios de un computador o dispositivo móvil. En específico, atacan el futuro que se parece a la presentación del servicio de compras desde el televisor, que Apple mostró en el evento. Tienen toda la razón, pero se olvidan de que la innovación está sustentada sobre el absurdo. Para la muestra dos o tres ejemplos: Hace 8 años era absurdo un teléfono cuya aplicación principal no fuera hacer llamadas. Hace 5 años era absurdo cargar en la maleta un computador que no tuviera teclado ni puertos periféricos. Hasta hace menos de un año era absurdo llevar un reloj que entre algunas otras cosas, también diera la hora.

Lo que mas me entusiasma es justamente el potencial de encontrar en un Apple TV lo que aún no he visto

Me encantaría tener absoluta claridad respecto al potencial de uso de tvOS. No se cuales serán las aplicaciones que van a anclar su éxito. Pero tengo algunas nociones de lo que se viene. Los casos de uso inmediatos son los de entretenimiento, consumo de contenidos audiovisuales y los juegos interactivos digitales. Pero esa es solo la punta del iceberg. De inmediato viene a mi mente la idea de que estamos presenciando la muerte del servicio de televisión, como lo conocemos. Hoy compramos paquetes de canales de nuestro proveedor de cable. ¿A partir de octubre compraremos paquetes de aplicaciones de Apple? Pero sigo pensando bajo las restricciones de las 4 paredes que enmarcan mejoras sobre lo que ya he visto. Lo que mas me entusiasma es justamente el potencial de encontrar en el Apple TV lo que no he visto.

Los próximos 3 a 5 años van a ser increíbles para la innovación en términos de nuestras costumbres. El control remoto del Apple TV es, por si mismo, una mejora sustancial para la experiencia actual. Pero estoy seguro de que aparecerán nuevos sensores que podrán leer con mayor exactitud nuestra gesticulación, que interpretarán la tonalidad de nuestra voz, que entenderán mejor nuestros gustos y estado de ánimo. Así, la combinación de tvOS y Homekit, por parte de Apple, y de lo que sea que será la respuesta de otros fabricantes, ofrecerá una variedad de posibilidades que cambiarán de raíz la forma como vivimos. La suerte es que desde ya, podemos esperar, sentados en el sofá de la casa, y ver desde allí el futuro no muy lejano.