Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La brecha digital en la escuela: Cinco Problemas y Cinco Soluciones

La brecha digital en la escuela: Cinco Problemas y Cinco Soluciones
Catalina Valenzuela

La brecha digital es uno de los temas álgidos en el mundo de la tecnología. En ningún otro espacio, la brecha digital se hace tan evidente como en el educativo y en particular en la educación primaria y secundaria. Existen múltiples maneras de medir, analizar y solucionar el problema. Una investigadora americana se concentró en cinco problemas y en sus soluciones. Ella muestra como las escuelas,  a veces sin querer queriendo no promueven la inclusión digital.

Lo más interesante de la propuesta: son las soluciones. Obvias para la mayoría de los expertos e invisibles para la mayoría de los encargados de comprar, e implementar tecnología en los ambientes escolares.

Problema No. 1: Castigos por uso de dispositivos digitales.
Si todavía hay escuelas, maestros y sistemas que castigan el uso de dispositivos electrónicos personales en el salón de clase. Algunos, muchos, maestros ven los dispositivos como un factor de distracción. En efecto, lo son cuando no se incorporan como una herramienta más del proceso educativo. 

Solución: Si no puede con su enemigo, únase a él.
Algunas ideas son: i) fomentar el uso didáctico/pedagógico de los dispositivos, ii) utilizar a los estudiantes como “profesores” tecnológicos en especial en temas de ciudadanía digital. 

Problema No. 2: La distribución de dispositivos electrónicos debe ir acompañada de formación para los maestros y administradores.
Este problema se ha discutido en todos los ámbitos posibles y en casi todos los idiomas del mundo: repartir dispositivos electrónicos no es efectivo como mecanismo para mejorar el sistema educativo medido por cualquier indicador.

Solución: Formar a los formadores
Formar a los maestros y a los administradores escolares en el uso INSTRUCCIONAL de la tecnología. En la mayoría de los sistemas escolares del mundo en los ámbitos privados y públicos hay programas de desarrollo profesional, buena parte de ellos reciben calificaciones baja por parte del cuerpo docente. Quizás este es EL momento, de traer la tecnología y de empoderar a los maestros a usar la tecnología para mejorar su práctica profesional.

Problema No. 3:  Falta de espacios para la creatividad.
El problema de crear o establecer espacios para la creatividad está ligado de manera directa con la forma como se evalúan los sistemas educativos en general y los estudiantes, las pruebas estandarizadas dejan poco espacio para la creatividad, para salirse de la caja como dicen algunos.

Solución: Establecer esos espacios, a pesar del sistema.
Una de las habilidades más buscadas por el mercado laboral es la creatividad, la capacidad de producir conocimiento nuevo, soluciones para los problemas apremiantes de una organización, o de la sociedad. Los sistemas educativos son bastante regimentados. Pero siempre hay espacio, si hay voluntad, para ponerle creatividad a los temas, a las asignaturas y al proceso de aprendizaje. Las herramientas digitales, los procesos de aprendizaje en línea abren esos espacios. 

Problema No. 4: No se involucra a la familia.
La familia juega un papel fundamental en el éxito educativo. Esa es una verdad de a puño, en la literatura científica de la educación. ¿Entonces por qué no involucrar a los padres en los procesos digitales? 

Solución: Hacerlos parte del proceso
Del proceso entero no solo de los temas administrativos (y de comportamiento). El mundo digital ofrece una gana increíble para mejorar la comunicación, para empoderar a los padres en el proceso pedagógico. Y además, ¿Por qué no ayudarle a los padres a entender mejor el mundo digital en donde se mueven sus hijos? 

Problema No. 5: No hay espacios públicos para discutir estos temas
¿O quizás el problema es que hay demasiados espacios regados por el mundo real y digital? 

Solución: “Curar” los espacios de discusión
Como parte del proceso de “digitalización” de una institución educativa, todas las partes implicadas deberían proveer al sistema con “un servicio de información” con temas curados, algo como un “newsletter”  o un tablero de noticias.  Se necesitan espacios reales y digitales. La discusión es demasiado importante para dejarla en manos de algunos.

Los retos son muchos, demasiados. Hay que afrontarlos. El mundo digital, la tecnología ofrecen oportunidades efectivas y eficientes para reducir las brechas de acceso y de uso. Las soluciones, son más complejas de implementar que “desplegar dispositivos”.  Y es por eso mismo que se deben poner en marcha YA.