fbpx
subir

Jugando con el Samsung Galaxy Z Fold 3 (Literalmente)

En todo el material de comunicación de Samsung Z Fold 3 siempre habla de “lo productivo” que es el teléfono ideal para el ejecutivo viajero.

 

Y tienen toda la razón. Con 12 Gigas de RAM, un Snapdragon 888 y 256 Gigas de almacenamiento, este Smartphone está al nivel de muchas de las computadoras del mercado.

 

Según Samsung, es el ejecutivo viajero el que debe usar el Z Fold 3.

 

Si a eso sumamos una pantalla principal de casi 8 pulgadas con una densidad de 376 Dpi, tenemos mucha potencia entre las manos.

 

Pero bueno, la misma potencia que sirve pare procesar y crear contendidos puede usarse para procesar otro tipo de información, en este caso, si además consideramos que la GPU del teléfono es una Adreno 660, tenemos unas las manos una consola también.

 

Ese Snapdragon tiene mucha potencia.

 

Jugando como en ningún otro Smartphone.

 

El mercado de los smartphones para Gaming ha explotado en los últimos años, de hecho, acá en Techcetera hemos probado algunos como el ROG Phone.  Sin embargo, todo ellos no pueden superar una de las mejores prestaciones del Z Fold 3 que es el tamaño de su pantalla, simplemente es otra experiencia, otra cosa en comparación con todo lo que hay en allá afuera.

 

Nadie le dijo al ejecutivo que no podía jugar.

 

Dicho sea esto el Snapdragon 888 se luce, simplemente puede con todo sin ningún problema y a diferencia de otros teléfonos no pude sentir mayor cambio en la temperatura.

 

 

Pero no solo se trata de sentir pues Samsung tiene el “Modo Prioridad” que no solo apaga las notificaciones como chats e incluso llamadas, sino que, además,  entrega todo tipo información sobre el desempeño del teléfono, permitiendo incluso grabar y compartir partidas, saber cuántos recursos consumimos o la temperatura a la cual operamos.

 

El Modo Prioridad permite enfocarse en el juego y ya.

 

Si lo anterior le agregamos el sonido Dolby, pueden hacerse una idea de lo que permite hacer el Smartphone en términos de juegos.

 

Tenga en cuenta algo, es un gran smartphone para jugar, pero dudo que sus dueños lo compren por eso, es simplemente una máquina diseñada para otro fin.  Si bien la pantalla puede llegar hasta los 120 Hz no está pensada para trabajar a esa frecuencia todo el tiempo, sin embargo, da gusto saber que uno puede quitarse la corbata y simplemente correr una buena carrera.

 

Hablemos en Twitter

 

Andrés Felipe Sánchez

@andresfesac

 

Andrés Felipe Sánchez

Fanático de la tecnología, los videojuegos y la fotografía. Publicista por adopción. Nuff Said.